La Policía adscrita a la Junta ha intervenido cerca de un millar de máquinas recreativas y ha presentado 760 denuncias por presuntos delitos relacionados con el juego ilegal en la provincia de Almería durante el pasado 2015, según el balance de las actuaciones de esta unidad policial dependiente de la Consejería de Justicia e Interior.

Estas intervenciones se han llevado a cabo como consecuencia de las 516 inspecciones realizadas por los agentes adscritos a la comunidad autónoma. Esta unidad policial adscrita a Andalucía ha intervenido, además, 146 boletos de loterías que no cumplían la normativa vigente, según ha indicado la Junta en una nota.

El juego es una actividad regulada por ley y su práctica está sujeta al cumplimiento de una estricta normativa. Los locales y personas que organizan actividades ilegales de juego perjudican a los establecimientos y entidades que sí cumplen la legislación y suponen un menoscabo al erario público, ya que no abonan las tasas e impuestos correspondientes.

Además, este tipo de actividades irregulares constituye una vulneración de las condiciones técnicas y de seguridad que deben tener este tipo de locales y también de las garantías de las personas que participan en estos juegos fraudulentos.

Junto a estas intervenciones, tanto la Policía adscrita como los inspectores de la Junta realizan funciones de vigilancia y de prevención para evitar que se cometan infracciones en este ámbito. Como parte de esta labor disuasoria, ofrecen información de la normativa vigente y de las repercusiones que acarrea su incumplimiento.

Consulta aquí más noticias de Almería.