El arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, ha dicho que aborrece y condena los crímenes machistas y que piensa que "hay que hacer un esfuerzo más", aparte de lo "loable que puedan tener unas leyes preventivas", y articular "todo tipo de artilugios para que no se den esos asesinatos". También ha hecho una defensa del matrimonio "en general", pidiendo que se le dé "el honor debido".

Durante la presentación de las III Jornadas de Pastoral que se celebran este fin de semana en Toledo, Rodríguez ha sido preguntado por sus palabras transmitidas a través de la publicación semanal 'Padre Nuestro' sobre violencia de género que "tanto ha llamado la atención".

El arzobispo ha manifestado que no ha hecho más que ver lo que está ocurriendo en la sociedad y hacer una reflexión, con la que no se refería a las separaciones o divorcios en general, sino a los casos en los que hay muertes por violencia de género.

Y es que ha lamentado que de ese escrito se "haya interpretado" que él está de acuerdo con los asesinatos de mujeres "por las personas que conviven". "Me parece absurdo, me han llegado a tachar de que yo no defiendo el quinto mandamiento, lo cual es absurdo", ha insistido.

"Es importante que haya leyes preventivas y todo tipo de posibilidades para que no se den este tipo de asesinatos absurdos, que a veces llevan consigo el suicidio del hombre que ha matado y de algún hijo, como también es importante que haya manifestaciones y minutos de silencio. Pero a mi me parece que con eso no basta", ha expresado.

El primado toledano, que ha reiterado que en sus mensajes, en los que hay "género literario", se dirigen a sus fieles "no al presidente del Gobierno ni a los ministros y autoridades en general", ha incidido en que "hay algo que las leyes no consiguen" y es entrar en el interior de las personas, que "es donde radica el mal". "Como radica el mal cuando la que agrede es la mujer. También puede ser, aunque hay bastantes menos casos", ha precisado.

Es por ello que ha abundado en la necesidad de ir más allá de las "leyes preventivas" y profundizar, dando el "honor debido" al matrimonio, no sólo al canónico, sino al matrimonio en general, pues haciendo suyas las palabras del Papa Francisco, ha dicho que se trata de "algo importante para la sociedad" y que "la desvalorización de la alianza estable entre hombre y mujer es una pérdida".

En este punto ha vuelto a aludir al llamado 'divorcio express' y ha apelado al derecho que tiene como "ciudadano" para decir que leyes de ese tipo "no ayudan a que haya familias estables, que son un bien para la sociedad". "Diciendo esto, no estoy haciendo una revolución contra las leyes del Parlamento" ha añadido.

Y es que el primado toledano ha defendido que para que haya un matrimonio "real" la persona tiene que salir de sí misma y respetar a la otra parte. "Eso les ha parecido muy escandaloso pues incluso aluden a la Inquisición. Yo no sé dónde está la Inquisición", ha dicho ante las críticas a sus palabras.

"Estoy abogando por que haya un verdadero respeto entre el hombre y la mujer. Uno y otro tienen la misma dignidad", ha afirmado Rodríguez, que, no obstante, ha mostrado su desacuerdo con la "ideología de género", al considerar que ésta "va a hacer mucho daño a la sociedad occidental".

Consulta aquí más noticias de Toledo.