Máquinas tragaperras
Una instantánea de un salón de juegos de azar. GTRES

Un joven de 33 años ha sido detenido tras entregarse en la Comisaría de Ourense y confesar haber robado 7.000 euros de las oficinas de la empresa de su madre, un dinero que, supuestamente, gastó en prostíbulos de Vigo y salas de juego.

En un comunicado, la Policía Nacional ha explicado que los hechos, por los que se detuvo a este joven acusado de un delito de robo con fuerza, se remontan al pasado día 4 de enero, cuando la socia-propietaria de una empresa situada en la calle Habana denunció la desaparición del 7.000 euros.

Según ha precisado el instituto armado, esta cantidad estaba repartida en varios sobres debido a ser un negocio formado por varios despachos en los que trabajan varios socios que cobran de forma individual el porte a cada cliente.

"Tras realizar las tomas de declaración a empleados del negocio y percatándose una de las socias de la falta de su llave, es por lo que se toma una línea de investigación concreta y encaminada al entorno de los socios", ha señalado la Policía.

El caso derivó en la detención del joven, que se presentó en las dependencias policiales a las 8,00 horas del jueves y aseguró "estar muy arrepentido y avergonzado" de haber robado "el dinero en las oficinas de su madre" para gastarlo en "clubs de alterne de Vigo y salas de juego", ha apuntado la Policía Nacional.

Consulta aquí más noticias de Ourense.