Estado Islámico
Terroristas de Estado Islámico, en una imagen tomada en Irak. WIKIPEDIA

Un miliciano de Estado Islámico ha ejecutado a su propia madre en público en la ciudad siria de Raqqa, bastión del grupo terrorista en Siria y capital de su autoproclamado califato, presuntamente por tratar de convencerle de abandonar la organización, según ha informado este viernes el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Activistas del Observatorio han recibido información de fuentes locales y fiables de que una mujer de la localidad de Al Tabaqa, de unos 40 años y que obedece a las siglas L. Q., fue ejecutada por su hijo delante de cientos de personas en Raqqa.

Según las fuentes, la mujer, que trabajaba en la oficina de correos próxima al lugar de la ejecución, fue ejecutada por "incitar a su hijo a abandonar Estado Islámico y escapar juntos de Raqqa" y por decir que la coalición que lidera Estados Unidos "matará a todos los miembros" de la organización terrorista.

Su hijo decidió entonces denunciar a su madre ante los responsables de Estado Islámico, que procedieron a su arresto y ordenaron la ejecución por parte de su propio hijo este jueves delante de cientos de personas.