Primer ministro británico, David Cameron
 El primer ministro británico, David Cameron, sale de su residencia en el número 10 de Downing Street en Londres (Reino Unido). EFE / Andy Rain

El primer ministro británico David Cameron ha pedido este jueves restringir las prestaciones sociales para los trabajadores extranjeros, incluyendo a los comunitarios, durante los primeros cuatro años de estancia en su país de acogida.

"Queremos impedir que alguien reciba prestaciones de los sistemas sociales sin haber contribuído antes a ellos", ha señalado un artículo publicado bajo su nombre en el diario alemán Bild, coincidiendo consu participación como invitado en una reunión de la Unión Socialcristiana (CSU) en Alemania.

El Reino Unido, dice Cameron, defiende, al igual que Alemania, el principio de libre circulación de trabajadores pero dice que "eso no puede significar que, como ocurre ahora, se tenga derecho a todas las prestaciones sociales desde el primer día". "He propuesto reducirlas durante los primeros cuatro años", apostilla Cameron.

La idea de restringir las prestaciones sociales forma parte de un catálogo de cuatro puntos que, según Cameron, parte de preocupaciones de ciudadanos británicos pero también tiene que ver con problemas que afectan a otros países europeos.

El primer punto es la necesidad de reducir la burocracia y eliminar barreras al libre comercio que afectan al crecimiento. El segundo, la reducción de competencias de Bruselas y el aumento de las mismas para los parlamentos nacionales; el tercero la introducción de reglas que permitan reformas de la eurozona sin perjudicar a los países de la UE que están fuera del euro y el cuarto, la idea de reducción de prestaciones sociales.

Cameron considera que estas reformas, además de enfrentar problemas que no afectan sólo al Reino Unido, contribuirían a que los ciudadanos británicos se pronunciasen a favor de la permanencia en la UE en el referendo que deberá realizarse a más tardar el año próximo.

Actualmente las encuestas dan una mayoría del 52 % a los partidarios de que el Reino Unido abandone la UE.