Corea del Norte anunció en su televisión estatal que ha realizado su primera prueba con una bomba nuclear de hidrógeno, poco después de que se detectara un seísmo de 5 grados de magnitud en la escala abierta de Ritcher en el noreste del país como consecuencia del ensayo atómico.

Se trataría del primer test realizado por el régimen de Pyongyang con un arma termonuclear, cuya detonación es mucho más poderosa que la de los dispositivos atómicos convencionales que ha utilizado Corea del Norte en sus tres pruebas anteriores de 2006, 2009 y 2013.

"Ahora somos un estado nuclear que también posee la bomba de hidrógeno", dijo un locutor en un espacio informativo especial de unos cinco minutos de duración emitido por la televisión estatal KCTV a las 12.00 hora local (03.30 GMT).

Ahora somos un estado nuclear que también posee la bomba de hidrógeno

Corea del Norte también anunció en su agencia estatal de noticias KCNA que el líder ordenó el pasado 15 de diciembre llevar a cabo esta primera prueba con una bomba de hidrógeno.

Previamente, centros sismológicos de Corea del Sur, EE UU, China y Japón habían detectado un terremoto con una magnitud de entre 4,2 y 5,1 grados en la escala abierta de Richter en el noreste del país, cerca de la base de pruebas nucleares de Punggye-ri donde tuvieron lugar los anteriores test nucleares.

La detonación llega menos de un mes después de que el régimen de Kim Jong-un mencionara por primera vez que poseía la bomba de hidrógeno, una afirmación que no había podido ser verificada por la comunidad internacional.

El Gobierno de Corea del Sur, por su parte, ha convocado reuniones de emergencia de diferentes departamentos para analizar datos que puedan arrojar luz sobre el suceso y tratar de verificar si el ensayo corresponde o no a un explosivo termonuclear.

La bomba H puede multiplicar por millares la potencia de un artefacto nuclear común como los lanzados sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en 1945, por lo que en caso de poseerla Corea del Norte plantearía un importante reto a la comunidad internacional en materia de seguridad.

En respuesta a las tres pruebas realizadas con anterioridad, el Consejo de Seguridad de la ONU ya impuso fuertes sanciones a Corea del Norte que limitan de forma estricta sus transacciones internacionales y agudizan el aislamiento económico del país.

La misma intensidad que en 2013

El "evento sísmico" registrado la pasada madrugada en Corea del Norte, y que este país asegura fue una prueba atómica, tuvo la misma intensidad y características que el llevado a cabo en 2013, informó en Viena la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBTO).

"Las características de las señales que hemos observado esta vez son muy congruentes con lo que el mundo vio en 2013 y que fue una prueba nuclear declarada y fue considera como una prueba nuclear", indicó a los medios Randy Bell, director del centro internacional de datos de la CTBTO, un organismo de la ONU.

Bell indicó que la intensidad del terremoto detectado, según los primeros datos, fue de 4,9 grados de magnitud en la Escala de Richter, muy similar a la provocada por la prueba de 2013.