Con esta aprehensión, la Guardia Civil ha detectado una nueva modalidad de transportar por vía aérea sustancias estupefacientes desde España al Reino Unido para su posterior distribución a pequeña escala.