La red de prevención familiar del consumo de drogas de la Junta ya está presente en todas las provincias de CyL

Esta red ha atendido en 2014 a 381 adolescentes y jóvenes y 509 padres y madres

La red de 'Programas de prevención familiar indicada del consumo de drogas' de la Junta está presente en todas las provincias tras la puesta en funcionamiento de un nuevo programa en Soria. Esta red ha atendido en 2014 a 381 adolescentes y jóvenes y 509 padres y madres.

Estos programas han logrado un "alto índice de retención", con un 78 por ciento de casos que no abandonan el programa antes de su finalización y un 45 por ciento de altas terapéuticas, según ha informado la Administración Autonómica en un comunicado recogido por Europa Press.

Con la puesta en funcionamiento de este nuevo programa en Soria, la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, a través del Comisionado Regional para la Droga, ha completado esta red de prevención.

Los programas se desarrollan en colaboración con entidades privadas sin ánimo de lucro con experiencia en la asistencia y tratamiento de personas dependientes de las drogas. Actualmente están en funcionamiento diez programas para cuya financiación en 2015 la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha destinado 179.000 euros.

Los programas de prevención familiar proporcionan una respuesta educativa y terapéutica intensiva a adolescentes y jóvenes de entre 12 y 21 años que presentan consumos problemáticos de alcohol y de otras drogas y en los que además estén presentes problemas de inadaptación familiar o social, fracaso escolar, problemas de autocontrol y trastornos del comportamiento.

Estos programas intervienen desde un planteamiento de detección precoz y atención temprana. A través de ellos se realiza un diagnóstico individual de cada familia y diseñan un plan individualizado de intervención, que incluye, según las necesidades de cada caso, terapia individual con los adolescentes y jóvenes, terapia familiar y, si es preciso, terapia de grupo.

OBJETIVOS

Las intervenciones se dirigen a la "mejora de competencias personales" como asertividad, autonomía, control emocional o resolución de conflictos; de la "dinámica familiar" a través de la comunicación, del establecimiento de límites y del refuerzo de las conductas positiva de los hijos, y a la realización de "actuaciones de apoyo escolar y laboral" y de programación de actividades alternativas de ocio saludable.

Las familias acceden a estos programas derivadas desde diferentes recursos, principalmente de los servicios sociales básicos y especializados (24,8 por ciento), así como desde las unidades de intervención educativa (20,8 por ciento).

También acceden desde los departamentos de orientación de los centros educativos (12,8 por ciento), los equipos de salud mental (7,3 por ciento) y desde Atención Primaria de Salud (5,8 por ciento). De igual modo, una parte de los casos, en concreto el 34,4 por ciento, llegan a los programas por iniciativa propia.

El perfil básico del joven atendido es el de un varón, menor de 18 años y consumidor de cannabis. Una tercera parte de estos jóvenes presenta antecedentes de fracaso escolar (32,1 por ciento), conflictos familiares (32,5 por ciento), conductas antisociales (32,1 por ciento) y en un 23,7 por ciento de ellos se observen "problemas importantes de disciplina" en el ámbito familiar.

En un estudio sobre el grado de satisfacción con estos programas realizado en 2015 por el 'Comisionado Regional para la Droga' también se han obtenido resultados "positivos o muy positivos". Pues un 90 por ciento de los familiares y de los jóvenes valoran como "eficaces" estos programas.

Un 64 por ciento de los jóvenes se los recomendaría a un amigo en su situación, por un 90 por ciento de los familiares que haría lo propio con otras familias. Las áreas de intervención mejor valoradas por los padres fueron "el consumo de drogas y las relaciones familiares".

En el caso de los jóvenes, el área escolar, el ocio y la intervención sobre sus competencias personales han sido las áreas mejor valoradas. Asimismo, los profesionales que realizan la intervención son "bien o muy bien" valorados tanto por las familias (94 por ciento) como por los jóvenes (87 por ciento).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento