El roscón de Reyes relleno de nata es el más vendido, según los pasteleros de Castilla-La Mancha

Pasteleros de todas las provincias castellano-manchegas han coincidido en señalar que el tradicional roscón de Reyes que más se vende en las fiestas navideñas en la Comunidad Autónoma es el que está relleno de nata, seguido del tradicional.
Roscón de Reyes
Roscón de Reyes
EUROPA PRESS

Pasteleros de todas las provincias castellano-manchegas han coincidido en señalar que el tradicional roscón de Reyes que más se vende en las fiestas navideñas en la Comunidad Autónoma es el que está relleno de nata, seguido del tradicional.

"El de nata es el 80 por ciento de la venta, sin duda el más vendido", ha reconocido en declaraciones a Europa Press el responsable de la pastelería La Suiza, de Albacete, Miguel Ángel Serrano. "El más vendido, el de nata", ha coincidido en señalar la trabajadora del Obrador Tartypas de Ciudad Real, María Cruz.

Los roscones en la región también se venden rellenos de crema, de trufa, de cabello de ángel o mezcla de crema y nata. Además, hay otros modelos como por ejemplo el "especial" de la pastelería Obrador Tartypas que lleva un "relleno de crema tostada y nata", según María Cruz.

Por tamaños, los roscones varían desde los 100 gramos hasta los 2 kilos —estos últimos por encargo en la mayoría de locales— y a la hora de determinar el más vendido la respuesta varía. En el Obrador Santo Tomé de Toledo, su gerente, Jerónimo de Mesa, ha señalado que "hay cinco tamaños y los más vendidos son los más pequeños".

Sin embargo, tanto la pastelera María Cruz de Ciudad Real como Miguel Ángel Serrano de Albacete, han coincidido en que es el tamaño medio, en torno a los 500 gramos, el que más demandan los clientes.

En cuanto al número de roscones que se producen, desde mediados de diciembre y hasta la noche de Reyes, el responsable de la pastelería Obrador Hernando de Guadalajara, Luis Hernando, ha señalado que en su pastelería son unos 10.000 roscones. En el Obrador Santo Tomé la cantidad de roscones ronda los 5.000.

"Nosotros lo calculamos según las ventas del año anterior y por kilos de harina. El año pasado fueron 700 kilos de harina, que en masa se debe multiplicar por dos, es decir, 1.400. Este año también se ha calculado para 700", ha explicado Miguel Ángel Serrano desde Albacete.

'FIGURITAS'

De porcelana entre las sorpresas

En cuanto a las sorpresas que se incluyen en el interior de los roscones de Reyes, las figuritas de porcelana son lo más extendido, aunque tal y como ha dicho la propietaria de la pastelería Marisol de Cuenca, Marisol Cruz, "si alguien nos pide algo pues se mete, como dinero y anillos".

Miguel Ángel Serrano ha señalado que se pone una figura, "pero si la gente pide más, pues se ponen cuatro o cinco o las que quieran". En la pastelería Obrador Hernando de Guadalajara han llegado a meter "hasta llaves de coche", según ha explicado Luis Hernando.

Y

Los que sobran...¿

Dónde van?

Respecto a los roscones que se quedan sin vender, la mayoría de las pastelerías castellano-manchegas deciden donar los roscones sobrantes a comedores sociales o, como es el caso de Santo Tomé en Toledo, a una residencia de ancianos de la ciudad.

Si bien es cierto que hay pastelerías, como la de Cuenca, que van haciendo "sobre la marcha para que no sobre", y en la de Guadalajara se rebaja el precio de los roscones al 50 por ciento para vender "alguno más".

Los pequeños locales de Castilla-La Mancha están notando la competencia de grandes superficies e hipermercados, pero todos ellos han destacado que los roscones "100 por 100 artesanos" son los de las pastelerías.

"Hay mucha competencia porque tienen los precios muy bajos, pero no es el mismo roscón. Al que le gusta el roscón de Reyes viene a la pastelería", ha sentenciado el pastelero albaceteño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento