Los arquitectos que rediseñaron Hamburgo tras los estragos y la ruina de la I Guerra Mundial

  • La ciudad hanseática perdió 42.000 habitantes en los frentes de batalla.
  • Con la economía, basada en la actividad portuaria, en práctica quiebra, una generación de arquitectos y urbanistas intentó renovar la ilusión ciudadana.
  • La exposición 'Hamburgo en los años veinte' muestra los logros de la época, que pronto serían de nuevo destrozados por los bombardeos de la II Guerra.
Max Gerntke imaginaba así la Hamburgo del futuro
Max Gerntke imaginaba así la Hamburgo del futuro
© Museum für Kunst und Gewerbe Hamburg

Antes de la I Guerra Mundial, Hamburgo era un imán demográfico que atraía a nuevos residentes a una velocidad vertiginosa. La población pasó de 136.000 habitantes a mediados del siglo XIX, a 705.000 en 1900 y 931.000 en 1910, un aumento del 450 por ciento.

El censo cuadriplicado tenía que ver con la igualmente frenética consolidación del puerto como el segundo más importante de Europa en tráfico comercial y uno de los primeros en pasajeros gracias a la línea trasatlántica que unía la ciudad con varias de la costa este de los EE UU desde 1847.

Hambre y desolación

La Gran Guerra (1914-1918) interrumpió la tendencia y dejó a la ciudad, como al resto de Alemania, en una situación crítica y de banca rota. Tras los violentos combates del conflicto, Hamburgo perdió 42.000 vecinos muertos en los frentes de batalla. La crisis económica provocada por la derrota trajo el hambre y la desolación a la otrora boyante gran urbe costera del país.

Hamburg in den zwanziger Jahren - Ansichten und Visionen (Hamburgo en los años veinte. Vistas y visiones), una exposición que organiza el Museo de Arte y Artes Aplicadas de la ciudad (MKG en sus siglas en alemán), redescubre y recuerda el intento desesperado de devolver la ilusión y el optimismo a la ciudad de una serie de arquitectos, urbanistas y diseñadores que se dedicaron a proyectar nuevos edificios que no sólo actuasen como generadores de riqueza y ubicaciones de servicios, sino que también prendiesen otra vez la llama de la esperanza.

'Esperanza y cambio'

La muestra, hasta el 30 de octubre de 2016, quiere hacer ver que durante la década y media que faltaba para la entrada del nazismo en la escena política alemana, la situación, siendo "de pobreza y miseria", estaba equilibrada con un "clima general de esperanza y cambio".

Mientras la Bauhaus proponía un diseño para la vida y supeditaba el arte al uso de los objetos, un grupo de jóvenes de Hamburgo se empeñaron en desarrollar proyectos que permitiesen "una nueva forma de vida", sirviesen como base para el futuro de la ciudad, que presentaban como "una metrópoli llena de belleza y ritmo".

Medio centenar de proyectos de siete diseñadores

En la exposición, con medio centenar de proyectos, dibujos, litografías y grabados de entre 1919 y 1934, se muestran obras de siete profesionales que entonces eran jóvenes y abordaban con gran ánimo el trabajo de renovar la ciudad. Se trata de Max Gerntke (1895-1964),Willy Davidson (1890-1933), Karl Gröning (1897-1980), Paul Helms (1884-1971), Georg Hempel (1894-1969), Rolf Nesch (1893-1975) y Heinrich Stegemann (1888-1945).

Destacan las visiones futuristas y de gran poder colorista de Gerntke para un nuevo pabellón, los puentes transformados en "esculturas poéticas" de  Nesch, las esculturas públicas expresionistas de Stegemann y las propuestas de construcciones cubistas de Gröning.

Por desgracia, ninguno de los proyectos llegó a materializarse y la ciudad fue destruida casi en su totalidad por los intensivos bombardeos de los aliados durante la II Guerra Mundial. El puerto, en especial, fue totalmente arrasado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento