Los afectados por legionela en Ciudad Real ascienden a 222

  • De los 27 ingresados, cinco se encuentran en estado grave.
  • Dos posibles han dado positivo: una fuente cercana a la estación de autobuses y una torre de refrigeración de una empresa privada próxima.
  • Queda por confirmar si las células halladas en estos focos se corresponden a las obtenidas de los enfermos.
Imagen del exterior del Hospital de Ciudad Real.
Imagen del exterior del Hospital de Ciudad Real.
GOOGLE STREET VIEW

El brote de legionela que se detectó el pasado 11 de diciembre en Manzanares (Ciudad Real) ha contagiado ya a 222 personas, de las cuales 27 están ingresadas, cinco de ellas en unidades de cuidados intensivos.

Según el último parte facilitado por la Consejería de Sanidad, de los 32 hospitalizados, tres se encuentran en la UCI del Hospital General de Ciudad Real y dos en la del Hospital Mancha-Centro de Alcázar de San Juan, mientras que los restantes reciben atención en el Hospital de Manzanares.

La afluencia de personas afectadas por la bacteria al servicio de urgencias de este último centro sanitario ha ido disminuyendo desde mediados de esta semana, según la Consejería, que ha recordado que hasta el momento el brote de legionella se ha cobrado la vida de dos personas, dos varones de 73 y 84 años con diversas patologías asociadas.

El brote de legionela que se detectó el pasado 11 de diciembre en la localidad de Manzanares, que ha causado dos fallecidos, ha empezado a remitir, como habían anunciad las autoridades sanitarias que han recordado que el periodo de incubación de la enfermedad finalizó el 24 de diciembre.

De los posibles focos de contagio, tan solo dos han dado positivo: una fuente ornamental cercana a la estación de autobuses y una torre de refrigeración de una empresa privada situada en las inmediaciones, en el polígono industrial de Manzanares.

Aún queda por confirmar si en los cultivos de las muestras de los dos focos detectados hay células vivas y, en caso de que fuera así, habrá que identificarlas y compararlas para ver si se corresponden con las que han contagiado a los enfermos.

Críticas

Por su parte, la portavoz del PP de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos,  ha acusado este sábado de "pasividad temeraria" al presidente regional, Emiliano García-Page, y le ha "exigido" que informe "de inmediato" en las Cortes regionales del "gravísimo" brote.

"Esta gravísima crisis de salud pública ya ha generado una alta alarma en la población general por la falta de información y falta de control", ha indicado en una nota Riolobos.

Según la portavoz regional del PP, "es lamentable que Page no se haya dignado a acercarse a Manzanares para conocer de primera mano el estado de los pacientes afectados, el control, el estudio ambiental y epidemiológico, y las medidas de prevención puestas en marcha ante un brote de alta incidencia, elevada mortalidad y morbilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento