«Por fin me sacarán de la triste caja»

Diego Colón, que perdió la cabeza en su primer viaje a Madrid, cuenta su reciente visita a Granada y nos invita a visitarlo en Sevilla: «Soy feliz, llevaba cinco siglos aburrido entre monjes, en La Cartuja, y por fin veo mundo».
C. Bayarri y R. Ballesta, con los restos de Diego Colón.
C. Bayarri y R. Ballesta, con los restos de Diego Colón.
Miguel Botella
El hermano del más famoso almirante de la historia, Cristóbal Colón, volvía ayer a Sevilla en el maletero de un coche. «A un gran museo rodeado de cerámica en el que, según los entendidos, me van a poner en un lugar destacado, al fresco, y dando la bienvenida a los visitantes».

Diego Colón nunca imaginó ser tan importante. «He estado dos veces en Granada, en el laboratorio de antropología de la Facultad de Medicina, donde un señor con larga barba y bata blanca me ha hecho casi de todo. Creo que buscaba mi cabeza, pero le recordé que algún insensato se la quedó en mi último viaje a Madrid, allá por los años cincuenta».

En taxi y sin escolta

Los traslados de Colón dan para mucho, «aunque el más sonado fue cuando un taxista me confundió con un juego de café por la manía que tienen los jefes de llevarme en una caja del museo Pickman, al que pertenezco». Carlos Bayarri, director del centro, ha vivido situaciones rocambolescas cada vez que tiene que viajar con Diego. «El taxista pensó que estaba loco cuando le explicó que en la caja estaba el hermano de Cristóbal Colón.

Tampoco lo culpo, menos mal que nunca nos ha parado la Guardia Civil».

«En fin, que después de estar dos meses en Granada, vuelvo a Sevilla con todos los honores. El experto Miguel Botella asegura que soy el auténtico, el hermano de Cristóbal. No es que la historia me apasione, pero eso ya lo sabía». Ahora, continúa Diego, «de nuevo en Pickman y tras un agradable paseo en coche con Carlos Bayarri y Ramón Ballesta, solo me queda esperar volver a Granada. «Me he quedado con ganas de conocer al rector, al que dicen le debo mucho en esta historia».

Hasta septiembre

En obras: El museo de Cerámica Pickman es el dueño de los restos de Diego Colón. Estará en obras hasta septiembre para poner nueva vitrina al ilustre inquilino. Inf.: carretera de Extremadura, km 805.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento