El Juzgado de Instrucción número 1 de Pontevedra, en funciones de guardia, ha acordado el internamiento en régimen cerrado del menor de 17 años detenido este miércoles por agredir al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante un paseo electoral por la ciudad.

Teniendo en cuenta "las circunstancias del menor y demás concurrentes en el caso", el juez de guardia —el titular del Juzgado de Menores no estaba de guardia— ha decidido imponer una medida cautelar consistente en el internamiento del joven en un centro de régimen cerrado por un periodo de seis meses, "susceptible de prórroga" hasta seis años en caso de condena, ha explicado el fiscal jefe de Pontevedra, Juan Carlos Aladro, después de que el menor hubiera prestado declaración.

Previamente, el detenido había sido examinado por el médico forense y el equipo técnico psicosocial adscrito a la Sección de Menores de la Fiscalía y a los Juzgados de Menores de Pontevedra, según ha informado en un comunicado la propia Fiscalía, a instancias de la Fiscalía General del Estado.

Según ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), será internado en el centro que la Xunta determine por un periodo máximo de seis meses, sin perjuicio de que por parte del Juzgado de Menores de Pontevedra se pueda dejar sin efecto antes la medida o acordar la prórroga de la misma.

En la comunidad gallega hay cuatro centros de menores en régimen cerrado, uno en A Coruña (Palavea), dos en Ourense (Monteledo y Montefiz) y otro en Pontevedra (Avelino Montero).

Al joven que dio un puñetazo a Rajoy se le acusa de un delito específico de "atentado a la autoridad" en el que concurre una circunstancia de "extraordinaria gravedad, en atención a la persona contra la que se produce el atentado", ha precisado Aladro, citando el artículo 550.1 y 3 del Código Penal, que castiga los hechos de este tipo con penas de uno a seis años de prisión y multa.

Fase de enjuiciamiento

El fiscal jefe de Pontevedra ha comparecido en el edificio judicial de A Parda con la coordinadora de la Fiscalía de Menores de Pontevedra, Encarnación Bullón.

La decisión del juez ha coincidido con la "petición" de la Fiscalía, que se ha mostrado "conforme", según Aladro, porque la había formulado "expresamente" en ese sentido. El caso pasará ahora de la fase instructora actual a una fase de enjuiciamiento, según ha concluido Juan Carlos Aladro.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.