El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha señalado que la posición del Ayuntamiento sobre las zonas de gran afluencia turística sigue siendo "muy clara" y pasa por establecer una sola zona en los alrededores de la Lonja con el fin de lograr la "conciliación laboral y familiar" de los trabajadores de grandes superficies y contribuir a la "supervivencia2 del comercio local.

Así lo ha manifestado el primer edil a preguntas de los medios tras asistir del desayuno informativo del Fórum Europa Nueva Economía que han ofrecido los candidatos por Valencia de Compromís-Podemos-#ÉsElMoment a las próximas elecciones generales.

Interrogado por si el consistorio estaría dispuesto a revisar su propuesta y establecer también dichas zonas en áreas como la calle Colón o la Ciudad de las Artes y las Ciencias, Ribó ha recordado que hoy mismo el Ayuntamiento recibía "a una serie de personas que han presentado 21.000 firmas, que no son ni una ni dos, pidiendo la conciliación familiar de los trabajadores de las grandes superficies".

"La propuesta del Ayuntamiento —ha proseguido— es muy clara: cumplir la ley estatal, que no nos satisface pero es nuestra obligación, con una zona alrededor de la Lonja".

No obstante, el primer edil ha precisado que "ahora hay que ver qué lo que dicen las distintas asociaciones que están representadas en la Mesa del Comercio y, a partir de ahí, hablaremos".

"Pero la propuesta del ayuntamiento es muy clara, nosotros pensamos que los domingos los grandes centros comerciales han de estar cerrados porque eso favorece la conciliación de sus trabajadores y que la competencia esté aproximadamente en igualdad de condiciones con el comercio local, que es fundamental para la supervivencia de los barrios; esta idea es muy importarte para nosotros, a partir de aquí hablamos, pero la posición del Ayuntamiento es muy clara: una zona, al lado de la Lonja, que no tiene casualmente ningún centro comercial", ha insistido.

"el domingo es para pasear"

En este punto, el alcalde ha admitido: "Otra cosa es que, después de hablar, estemos obligados a cambiar pero no me gustaría; yo querría defender esta posición de manera muy clara: el domingo es para pasear, para disfrutar con los niños y cada uno puede hacer lo que quiera, pero yo creo que si el domingo hay gente que, por hacer doble turno o forzar a sus trabajadores, al comercio local lo colocas en una inferioridad de condiciones que no puede sobrevivir".

Por su parte, el conseller de Economía, Rafael Climent, ha comentado sobre este asunto que la Generalitat respetará el acuerdo al que llegue el Ayuntamiento que es el tiene "potestad" en esta decisión. "Estaremos a su lado", ha dicho el representante del Consell.

Consulta aquí más noticias de Valencia.