La consejera de Infraestructuras del Principado, Belén Fernández, ha advertido este jueves en Gijón que el Plan de Vías, tal como lo tiene proyectado el Ministerio de Fomento en acuerdo con el Gobierno local gijonés, podría sufrir, en el peor de los escenarios posibles, una pérdida en plusvalías de hasta 57 millones de euros y un retraso de nueve años en la operación, a lo que ha sumado que Cercanías perdería de captar 400.000 viajeros al año.

Fernández, en rueda de prensa en la Escuela de Hostelería de Gijón un día antes del Consejo de Administración de Gijón al Norte donde será sometido a votación el proyecto, ha dejado claro que ni la ubicación de la estación en Moreda ni la del Museo del Ferrocarril son céntricas, pero la primera permitía entrar a los dos operadores hasta el centro de la ciudad y la otra solo a uno, y es lo que explica la estimación de pérdida de viajeros.

Es por ello que lo ha considerado un "auténtico atraco" a la ciudadanía, ya que la propuesta que llevarán Fomento y Ayuntamiento al Consejo, tomada "de espaldas al Principado", implica menos servicios y menos funcionalidad, más costes que han de salir de dinero público, y menos calidad urbana.

Según ella, con la ubicación de la estación frente al Museo del Ferrocarril, como plantea Fomento y Gobierno local, 500.000 usuarios de Cercanías se verían obligado a hacer transbordo, además de esos 400.000 viajeros al año que se dejarían de captar.

Además, supondría un coste de 105 millones más que la opción de Moresa y se abriría una nueva brecha urbana. En definitiva, se llevaría a cabo, a su juicio, una inversión "faraónica" para perpetuar esa "gran brecha" urbana. Si bien ha reconocido que puede haber soluciones técnicas para cubrir esa playa de vías, tendría 80 millones de euros de sobrecoste al proyecto, según estimaciones de técnicos de la Consejería.

También ha incidido en que el retraso sería de entre cuatro a seis años con el proyecto de Fomento, pero, si no se pueden simultanear el desvío de los colectores con la obra, la operación se podría retrasar hasta nueve años. A esto ha sumado unas pérdidas de ingresos por reducción o reubicación de aprovechamientos urbanísticos que podría llegar a 57 millones de euros, con la propuesta de reducción que hay encima de la mesa, o a 15 millones si se reubican todos.

"abuso de poder"

Fernández ha opinado que este nuevo proyecto que Foro y PP han diseñado "marginando" al Principado obedece a un comportamiento, tanto de la ministra de Fomento, Ana Pastor, como de la alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, que ha tildado de "abuso de poder, maltrato institucional y electoralismo burdo", al no hacer nada en cuatro años y apurar a llegar a un acuerdo a tres meses de las elecciones.

A ambas alas ha acusado de poner "patas arriba" lo acordado por las instituciones hace siete años. Por contra, ha defendido la "lealtad" con la que ha trabajado el Principado, que se ha mantenido su compromiso "firme" a asumir el coste de la estación de autobuses.

Y de ahí que el Gobierno regional haya pedido formalmente por carta la anulación del Consejo de Administración de Gijón al Norte de este viernes, en la que se debatirá un proyecto del que solo tienen un Power Point de hace un mes.

Por este mismo motivo, ha dicho respaldar al representante de Xixón Sí Puede en el citado Consejo en su idea de pedir que no se someta nada a votación, sino que se deje la decisión para más adelante.

Ha recalcado, además, que el Ministerio ha convocado este Consejo "saltándose a la torera" que una Comisión Técnica analizase las propuestas que había sobre la mesa, ya que la reunión prevista para el pasado día 9 se anuló por problemas de agenda del Ministerio.

También ha dicho que no está claro la mayoría necesaria para poder dar de paso el proyecto en el Consejo, ya que si implica un mayor endeudamiento puede necesitar un mayor número de votos. Fernández, asimismo, ha aventurado que el Consejo se celebrará, salvo decisión de última hora de la Junta Electoral Provincial, ante la que el PSOE puso un recurso contra la decisión de autorizar su celebración. Pese a ello, ha considerado el Consejo de este viernes "un acto propagandista y electoralista en estado puro".

Consulta aquí más noticias de Asturias.