Endesa ha invertido 30.000 euros en diversas actuaciones en una línea de media tensión que discurre por una zona protegida del Parc Natural del Montgrí, Illes Medes y Baix Ter, ha informado en un comunicado.

La compañía ha sustituido siete postes de madera por cuatro metálicos y ha instalado nuevos aislantes de última tecnología para mejorar la seguridad del suministro eléctrico, así como la integración de la línea en el entorno.

Esta línea, de 25 kV, da servicio a más de 4.800 clientes de Albons, Bellcaire, L'Escala, Sant Pere Pescador y Torroella de Mongrí, y las mejoras afectan a un tramo de casi medio kilómetro.

Consulta aquí más noticias de Girona.