La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) ha manifestado que el ataque perpetrado el pasado sábado contra el edificio de telecomunicaciones del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) de Conil de la Frontera (Cádiz) pone "en evidencia" la "falta de medios" de la Guardia Civil en la provincia y las "deficiencias en las medidas de seguridad" que protegen una instalación "estratégica" como esa.

En un comunicado, la AUGC ha explicado que las instalaciones atacadas controlan los sensores y cámaras de la franja litoral comprendida entre San Fernando y Barbate. Ha destacado que se trata de unas instalaciones "básicas" en la lucha contra el narcotráfico en la provincia, por lo que han calificado de "incomprensible" que no estén dotadas de unas medidas de seguridad "más estrictas".

Asimismo, ha argumentado que esta "carencia" viene a redundar en la "precariedad de medios con la que trabajan los guardias civiles", citando como ejemplos "más flagrantes" la "falta de chalecos antibalas, vehículos con más de 400.000 kilómetros o cuarteles sin las mínimas condiciones de habitabilidad".

En una situación de alerta terrorista de nivel 4 como la que se vive desde hace meses, ha tildado "insólito" comprobar que instalaciones "tan importantes para la seguridad" como el SIVE atacado, "apenas se encontraba protegida con una simple valla metálica", así como el hecho de que "los agentes que deben velar por la seguridad de los ciudadanos sigan sin contar con una dotación adecuada e individual de chalecos antibalas".

Por último, la AUGC Cádiz ha sentenciado que "la importancia estratégica de la provincia no se corresponde con la falta de efectivos y medios con los que cuenta la Guardia Civil en la misma".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.