La Delegación del Gobierno andaluz en Jaén pondrá en marcha a partir de principios del próximo año un grupo educativo para la reinserción de menores infractoras con problemas de convivencia denominado proyecto Adinfa (Adolescentes con intervención familiar). Estará gestionado por la asociación Imeris y dispondrá de un total de ocho plazas. Se unirá al grupo educativo masculino 'Miguel Magone', ya en marcha, del que se encarga la Fundación Proyecto Don Bosco.

Este ha sido uno de los temas que se ha abordado en el transcurso de la reunión de coordinación que ha mantenido la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo, con operadores que trabajan en la provincia jiennense en el ámbito de la Justicia Juvenil, como la magistrada juez de Menores, María Teresa Carrasco, fiscales de menores, así como responsables de los centros y recursos que trabajan con menores infractores. "Este nuevo recurso consiste en una residencia para menores infractoras, con las que se trabaja para mejorar su capacidad de convivencia", ha asegurado Cobo.

A través de este recurso de medio abierto, se cumple el dictamen judicial por el que el menor debe convivir con el grupo educativo y fuera de su ambiente familiar, proporcionándole un contexto de seguridad, protección y afecto que potencie su autonomía personal, funcional, social y laboral. En este sentido, el objetivo es proporcionarle un entorno socioeducativo en el que pueda desarrollar sus aptitudes y habilidades que faciliten su adaptación y reinserción a la sociedad.

La metodología se basa en una atención global, intensa e individualizada dentro de un contexto social estructurado y normalizado, buscando soluciones a las carencias o excesos que tanto desde el punto de vista psicológico como de su conducta los han llevado ante el juez

La delegada ha resaltado los buenos resultados que se cosechan a través de las medidas judiciales que se imponen a los menores infractores. "El 80 por ciento de los que pasan por estas medidas no vuelven a reincidir", ha apostillado la delegada, que ha puesto, igualmente, en valor la labor que se desarrolla desde el Gobierno andaluz durante todo el año para prevenir conductas delictivas. "Contamos con programas preventivos que llevamos a cabo con la Consejería de Educación, así como iniciativas como 'Que no te cuenten cuentos', a través de la que los propios reclusos de los centros penitenciarios se implican y acuden a los centros educativos para narrar sus experiencias", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Jaén.