El candidato de Unidad Popular-Izquierda Unida (UP-IU) a la Presidencia del Gobierno, Alberto Garzón, ha pedido este jueves en Málaga "un ejercicio pedagógico" y ha reivindicado que "no piensen por nosotros". El objetivo de su formación es "ser determinante para transformar este país" y, para ello, hay que tener "un grupo parlamentario fuerte" y "vencer convenciendo".

En este punto, el candidato a la Moncloa ha advertido de que "el único voto útil y determinante es el que se hace con el corazón y con la cabeza, pensando en lo que uno cree y no en lo que te han dicho desde fuera". Ha pedido, en consecuencia, "un voto crítico, con honestidad, con la cabeza y con el corazón, para ir hacia una democracia más participativa".

Así lo ha expresado en la Universidad de Málaga (UMA), en la que él estudio, concretamente, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación, donde Garzón, en un salón de actos abarrotado, ha mantenido un encuentro con universitarios, "no en modo plasma, sino en modo de responder preguntas".

Ante "un Parlamento fragmentado" tras las elecciones generales de este 20 de diciembre, en el que "no va a haber mayorías absolutas", ha apuntado, es "fundamental" tener "un grupo parlamentario fuerte, que pudiera jugar incluso el papel de la CUP en Cataluña".

Tal y como ha expresado, "nosotros hemos defendido siempre lo mismo y lo seguiremos defendiendo: lo mejor del movimiento obrero y lo mejor de la radicalidad del 15M, y con un programa participado, serio y riguroso".

Proceso constituyente

En estos comicios generales "nos jugamos mucho más que unos cuantos diputados, nos jugamos directamente las próximas generaciones", ha afirmado Garzón, y, por ello, ha insistido en tener "un grupo parlamentario de izquierdas fuerte, que pueda denunciar y poner en marcha el proceso de un nuevo país".

Un país en el que se abra un proceso constituyente para "debatir entre todos qué queremos blindar en la Constitución", ha manifestado Garzón. En este punto, ha insistido en rechazar una reforma parcial de la Carta Magna.

Garzón, que ha reconocido que en su época de universitario ya era "una mosca cojonera", ha subrayado que esta campaña electoral está siendo "complicada", ya que "nos están poniendo zancadillas, palos en las ruedas, excluyéndonos de los debates". Sin embargo, ha asegurado, "estamos ganando hasta los debates en los que no nos invitan a través de las redes sociales".

ANDALUCÍA

Durante su intervención, el representante de la coalición de izquierdas ha reivindicado la fortaleza de Andalucía, "profundamente denigrada" por otros candidatos, pese a que es "una tierra absolutamente combativa", a la que "hay que poner en su sitio".

"Una tierra de cultura, en la que hemos sufrido a los señoritos que han pretendido decidir por nosotros y contra lo que históricamente nos hemos rebelado", ha aseverado el candidato de UP-IU.

Por ello, incidiendo en que "nos faltan muy pocos votos en Andalucía para consolidar un montón de diputados que pueden dar la vuelta a este país", ha hecho un llamamiento a los electores porque "cada voto cuenta y va a sumar a la candidatura que encabezo".

Política espectáculo

En este punto, ha aprovechado para reivindicar que "la política es cultura, no es sólo decidir cada cuatro años a quién votar o contra quién votar, sino también es una forma de pensar el modelo de sociedad que queremos para el futuro". Por ello, ha reclamado "una política distinta, que huya de la miseria, de la política espectáculo".

Una política ésta última que produce "un retroceso espectacular", porque "se deja de hablar de las cuestiones trascendentales", tales como "los desahucios, las miserias, la desigualdad o la pobreza", y se opta por "bailar, hacer zumos de piña, lanzarse desde globos, coger la guitarra...". Ante esto, ha dejado claro que él ha venido a la política a "transformar la sociedad".

Por ello, ha reclamado "una política del debate plural, de los medios de comunicación plurales, en la que la comunicación sea entre todos y no sólo entre unos pocos", opinando que el hecho de "querer excluirnos prácticamente del escenario político" responde a "la incomodidad del mensaje que lanzamos". "Pero aunque nos quieran excluir de los debates, no podrán excluirnos de la calle", ha alertado.

El aspirante a la Moncloa ha lamentado ante los universitarios presentes en este acto que "se esté transformando la política en un elemento cada vez más superficial, más visual y estético y menos reflexivo".

Todos hacia el centro

Según ha cuestionado, todas las candidaturas en estas elecciones generales "corren hacia el centro; no son ni de izquierda ni de derecha". En este punto, ha considerado "importante mantenerse fiel a los principios y los valores porque son los que sustentan cualquier política".

"Siempre la política es ideológica porque todos somos capaces de responder a qué modelo de sociedad queremos", ha defendido, poniendo en duda que "se considere una utopía rescatar a un millón de personas del desempleo por 9.400 millones de euros" y no, sin embargo, "rescatar al sistema financiero por 60.000 millones".

A su juicio, se trata de una cuestión cultural porque "han pensado por nosotros", poniendo como ejemplo también la idea de corrupción, aspecto en el que se ha mostrado especialmente crítico con el PP. Así, ha advertido de que no sólo es corrupto el que recibe el sobre, sino también el que lo da: "no son ONG ni hermanitas de la Caridad".

El problema, ha advertido, es que "mandan los que no se presentan a las elecciones, es ese poder privado y salvaje que maneja los hilos de este teatro de títeres". De hecho, "si hubiéramos sustituido en estos cuatro años a Mariano Rajoy por el empresario Florentino Pérez, nos hubiéramos ahorrado un intermediario y hubiera salido más barato", ha ironizado.

EDUCACIÓN

En esta línea y con el marco universitario como telón de fondo, Garzón ha rechazado que "se haya normalizado que las universidades estén patrocinadas por las grandes empresas", ya que así "la verdad y el conocimiento pierden su imparcialidad".

"Queremos luchar contra la mercantilización de la universidad y contra la privatización de los servicios públicos", ha resaltado el candidato de UP-IU a la Presidencia del Gobierno.

Consulta aquí más noticias de Málaga.