El 2015 será un año "extremadamente cálido", el segundo más cálido en la Comunitat Valenciana desde al menos 1940, sólo superado por 2014. Así, se han registrado de forma consecutiva los dos años más cálidos en la región, según un informe de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

El delegado de Aemet en la Comunitat, Jorge Tamayo, ha presentado este jueves en Valencia el avance del resumen anual 2015, además del resumen climático del otoño.

Desde el organismo han apuntado que, "con una probabilidad alta", 2015 será el segundo año más cálido en la Comunitat, ya que la temperatura media estimada estará próxima a los 16.2 grados en el promedio del territorio, lo que supone 0.9 grados más que el promedio normal (15,3 grados).

Lo más destacado del año 2015, según Aemet, ha sido el "extraordinario" episodio de calor de los días 13 y 14 de mayo, cuando se llegó a los 45 grados en Antella, los 44.4 en Carcaixent, los 44 en Alberic y los 42 en la ciudad de Valencia.

También ha sido notable el "persistente calor de julio", al que han calificado como mes "extremadamente cálido". Así, el pico de calor se dio el día 7 de julio, debido a la entrada de vientos de poniente.

45.9

Grados en xÀ

Tiva en julio

Este fue el día más cálido del año en el promedio del territorio y el más cálido desde agosto de 2012, y la temperatura máxima llegó hasta los 45.9 grados en Xàtiva (Xàtiva), que es la temperatura más alta registrada en España en 2015 y también la más alta en España desde agosto de 2012.

Lo más destacado del frío, según el mismo informe, fue la irrupción de una masa de aire de origen ártico en la primera quincena de febrero, que dio lugar a que se registrasen los días más fríos de los tres últimos años, desde febrero de 2012.

Las temperaturas más bajas de 2015 se registraron durante ese episodio frío en el Pico Gavilán (La Puebla de San Miguel), con -14.2 grados el día 4 y -13.8 grados el día 5; en Ademuz, el día 8 de febrero hubo -9.0 grados y en Fredes el día 6, -8.8º grados y al día siguiente -8.1 grados en Villena.

Asimismo, las precipitaciones más importantes de 2015 se registraron en el temporal de lluvias de la segunda mitad de marzo, que dieron lugar a que marzo fuese el más húmedo desde al menos 1950 en el promedio del territorio. En este temporal —entre el 17 y el 24 de marzo— se acumuló un tercio de toda la precipitación de 2015. Las precipitaciones fueron persistentes en la provincia de Castellón y gran parte de Valencia.

En términos relativos a lo que suele ser normal en cada punto del territorio, el mayor déficit pluviométrico se ha registrado en las comarcas de la mitad sur del territorio, donde 2015 ha sido seco —un tercio del territorio—, con zonas con carácter muy seco cerca del litoral —uno por ciento del territorio—.

En el 25 por ciento de la Comunitat, 2015 tuvo un comportamiento pluviométrico normal, en otro 25 por ciento húmedo y en el 16 por ciento restante —interior de Castellón e interior norte de Valencia—, muy húmedo.

Otoño cálido y pluviométricamente normal

Además, el otoño en la Comunitat Valenciana durante el año 2015 ha resultado cálido, con una temperatura media de 16,4 grados —0,2 grados más alta que la del promedio normal; así como pluviométricamente normal, ya que la cantidad media de precipitación ha sido de 182 litros por metro cuadrado (l/m2), un cinco por ciento inferior al valor climatológico normal.

En este sentido, ha apuntado que durante este otoño —meses de septiembre, octubre y noviembre—, las precipitaciones se han concentrado en unos pocos episodios de lluvias de intensidad muy fuerte o torrencial, en varios temporales a principio de septiembre, a mitad de octubre, y sobre todo en el temporal del 2 de noviembre, según el informe. No obstante, desde el 2 de noviembre y hasta hoy, no se han dado prácticamente lluvias.

En esta línea, los datos de Aemet reflejan que, en el trimestre otoñal, el máximo absoluto de precipitación acumulada se ha registrado en Xeresa (Valencia), con 566 l/m2, de los cuales más de la mutad se acumularon en las lluvias torrenciales de los días 4 y 5 de septiembre. También se han acumulado más de 400 l/m2 en otro observatorios de La Safor y la Marina Alta. Así, Pego ha llegado a alcanzar los 480,2 l/m2; Orba, 472, 2 l/m2; Miramar, 469,4 l/m2; Oliva, 442,1 l/m2; Denia, 433 l/m2; Tavernes de la Valldigna, 417,4 l/m2.

En el otro extremos, los acumulados más bajos de precipitación se han registrado en el interior de Valencia y Alicante, en el litoral de Castellón y en el extremo norte del interior de esta provincia. El mínimo absoluto se ha registrado en Utiel, con 83,6 l/m2. Otros bajos se han registrado en Novelda con 101,7 l/m2; Castellón, con 107,6 l/m2, o Torreblanca, con 111,2 l/m2.

El trimestre otoñal ha sido muy seco en el 20 por ciento del territorio, normal casi en la mitad y húmedo o muy húmedo en el resto, sobre todo en la provincia de Alicante, interior sur de Castellón y litoral sur de Valencia, según el informe.

Consulta aquí más noticias de Valencia.