Podemos ha propuesto un Plan contra la Violencia Machista con cuatro pilares fundamentales, que pasan por la dotación presupuestaria y de medios contra esta "lacra", que los ayuntamientos se hagan cargo de los servicios de asistencia a las víctimas, y el cumplimiento de todos los tratados internacionales firmados por España en esta materia.

Además, Podemos propone ofrecer a las mujeres maltratadas y a sus hijos una garantía habitacional para que puedan ser realojados en un plazo máximo de 30 días tras detectarse la situación de violencia, sin estar supeditada a la existencia de una orden de protección o la existencia de medidas penales.

Así lo han hecho saber en rueda de prensa la cabeza de lista de Podemos al Senado por la Región de Murcia, Esther Martos, acompañada por el candidato al Congreso, Javier Sánchez, quienes han presentado las propuestas de la formación política para conseguir una igualdad "efectiva" entre hombres y mujeres.

Por ejemplo, Martos ha apostado por el acercamiento del tratamiento de la violencia machista a los ayuntamientos porque la modificación de la Ley de Bases de Régimen Local que propuso el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, hace que las comunidades autónomas se hagan cargo de los servicios de asistencia, apartándolos de los consistorios, que son los que "están más cerca de los habitantes".

Martos, vinculada a la defensa de los derechos de la mujer y la consecución de la igualdad, es presidenta de la Coordinadora Estatal de Mujeres Abogadas, un colectivo que está "luchando" a nivel nacional "para hacer una cobertura de las leyes desde una perspectiva de género", un asunto en el que "queda mucho por hacer".

En este sentido, la candidata de Podemos lamenta que "nos estamos encontrando todas las semanas, últimamente, una o dos mujeres asesinadas en España", pero ha lamentado que "es solo la punta del iceberg de una situación de violencia, de amenazas, de coacciones y lesiones que no estamos queriendo ver".

Frente a ello, Martos apuesta por reconocer, en primer lugar, que "tenemos un problema". En cambio, ha lamentado que otros partidos como Ciudadanos, "ni lo reconocen, y están haciendo un juego muy peligroso con ese tema", mientras que el resto de partidos "ni siquiera reconoce que tenemos un problema".

Por ejemplo, ha recordado que tanto PP como PSOE "votaron en el Parlamento Europeo contra una medida que proponía la interrupción voluntaria del embarazo de las mujeres y niñas violadas en conflictos armados", aunque luego los socialistas "dijeron que se habían equivocado al apretar el botón", lo que es "vergonzoso".

Martos ha hecho especial hincapié en el asunto de la violencia machista, que cree que algunos partidos están tomando de una forma "provocadoramente sonrojante" para quien "tiene vergüenza".

Modificar la ley de violencia machista

En este sentido, Sánchez ha considerado que "está muy bien predicar la igualdad como hacen los partidos viejos y una muleta naranja que parece que no lo tiene muy claro", pero ha reivindicado que, lo importante, es "financiarla", porque la independencia de las mujeres "depende también de su independencia económica".

Por eso, para combatir la "violencia machista", que "ya se ha llevado por delante a 55 mujeres este año", Podemos propone "revisar la Ley de Violencia machista para modificar su enfoque". A su juicio, no hay que adoptar un enfoque "victimizador" ni que piense solamente que la violencia machista se da en el ámbito de la pareja, sino que "tiene que ser más amplio".

En concreto, cree que la Ley de Violencia Machista debe contemplar "el acoso sexual y la mutilación genital", al tiempo que "debe ir acompañada por un plan de financiación". Y es que, desde 2009, ha lamentado que "hemos sufrido un recorte del 22 por ciento en la prevención de violencia de género", así como un recorte del 45 por ciento en los Presupuestos de igualdad, y los Presupuestos de 2016 "solo contemplan una inversión del 0,01 por ciento, del PIB".

Sánchez apuesta por "acabar con esta situación y darle a las mujeres garantías e independencia económica". Para ello, Podemos plantea un Plan de empleo para mujeres mayores de 45 años que les dé "una nueva oportunidad" laboral.

Asimismo, Podemos también plantea una alternativa habitacional para todas las mujeres maltratadas que, sin necesidad de tener la orden de un juez, pueda tener una alternativa que le permita alejarse del maltratador "solo con el informe de los servicios sociales".

Apostar por la igualdad, según Sánchez, también depende de acabar con esa "brecha salarial de la vergüenza", que se eleva al 19 por ciento, y que achaca al hecho de que hay derechos "muy distintos" en función del sexo, como el de la paternidad y la maternidad, por lo que Podemos plantea que ambos sean "iguales, intransferibles y universales".

"Muchos empresarios no contratan a las mujeres por ese permiso de 16 semanas que tienen por maternidad", según Sánchez, por lo que Podemos propone su equiparación con el fin de que "no se desincentive la contratación de mujeres", tal y como sucede en los países nórdicos, donde "tienen un año de prestación".

Podemos propone apoyar "a todas las familias", también a las monoparentales, que "ya representan el 22 por ciento de las familias de este país y que están en una situación de vulnerabilidad mayor". De hecho, ha lamentado que el 54 por ciento de los hijos de este tipo de familia son pobres.

Por ello, Podemos plantea ayudas que tienen que ver con la asignación económica por cada hijo a cargo de 150 euros; incluye una protección contra los desahucios en el caso de que haya hijos de familias monoparentales; y también que sean considerados como un grupo especial para becas.

Podemos también quiere garantizar la protección infantil, universal y gratuita de cero a tres años y, para eso, propone una red de guarderías públicas que permita que las madres, los padres y las familias con dificultades económicas se puedan acoger a ellas, porque actualmente "es muy difícil conciliar vida y trabajo".

De hecho, remarca que el 69 por ciento de los niños de cero a tres años no están escolarizados porque las familias "no pueden pagarlo porque solo el 52 por ciento de las guarderías son públicas y están cubriendo solo a un 16 por ciento de los niños en este rango de edad".

Martos, por último, ha valorado que todas estas medidas tienen un carácter "profundamente trasversal" y se deben implementar en el ámbito educativo, sanitario y de Dependencia, por ejemplo, ya que el cuidado de los dependientes "sigue recayendo mayoritariamente en las mujeres".

Por ello, ha valorado que cuando Podemos apuesta por la paridad en las listas "no es solo para una foto bonita, sino que se corresponde con una realidad de pensamiento", lo que están en el material genético de Podemos. De hecho, recuerda, el color morado de Podemos "es el que identifica la lucha feminista".

Consulta aquí más noticias de Murcia.