El director general de Ganadería, Ibo Álvarez, ha presentado este jueves a los representantes de los sindicatos agrarios UCA, Coag y Asaja un borrador de protocolo general de flexibilización para el diagnóstico de animales reaccionantes a la prueba de la tuberculina.

Según ha informado el Gobierno asturiano a través de una nota de prensa, el objetivo de esta prueba es asegurar más el diagnóstico y eliminar posibles reacciones inespecíficas sin poner en riesgo el estatus sanitario de la cabaña ganadera.

Este protocolo se podrá aplicar en 2016 en más del 90% de las explotaciones, que son las que actualmente cumplen los requisitos establecidos en el borrador.

El nuevo planteamiento de la consejería para la próxima campaña fue acordado la pasada semana en una reunión entre el director general de Ganadería, la empresa Tragsatec y el servicio de Sanidad Animal de la consejería.

El protocolo se aplicará en las explotaciones que cumplan determinados requisitos. En esos casos, los animales que presenten una reacción a la prueba con un engrosamiento de la piel superior a cuatro milímetros, sin otros signos clínicos claros, pueden ser considerados como reaccionantes (no positivos).

Siempre que se diagnostiquen animales reaccionantes, Tragsatec comunicará al ganadero que se trata de un diagnóstico provisional, quedando pendiente de que el coordinador veterinario realice el estudio epidemiológico correspondiente para el diagnóstico definitivo (análisis de riesgos).

En estos animales reaccionantes, se repetirá la prueba con la tuberculina comparada (bovina y aviar), transcurridos al menos 42 días, y si el resultados es negativo (la mayoría), la explotación queda libre y mantiene la calificación sanitaria. En función del número de animales de la explotación, se decidirá repetir la prueba comparada sólo a los reaccionantes o a todos los animales de la explotación.

A los animales considerados dudosos (2-4 mm), también se les repetirá la prueba con tuberculina comparada pasados 42 días. Si en la repetición de la prueba, se confirma el diagnóstico de la enfermedad, se marcarán como positivos y se aplicarán los criterios establecidos para la erradicación y recuperación de la calificación sanitaria.

Consulta aquí más noticias de Asturias.