El portavoz de IU en el Ayuntamiento de Sevilla, Daniel González Rojas, ha pedido al gobierno del socialista Juan Espadas que "meta el turbo" para que las nuevas viviendas de Los Pajaritos puedan estar finalizadas en este mandato, con partidas presupuestarias suficientes desde 2016, y espera que el nuevo contrato sí cuente con cláusulas sociales, tal como prometió el ya exalcalde Juan Ignacio Zoido "pero que no hizo".

Rojas se ha referido así al expediente administrativo iniciado por la Gerencia de Urbanismo, cuya aprobación ha contado con el apoyo de IU, para rescindir el contrato adjudicado a Vías y Construcciones, por 3,26 millones, para construir dos bloques de viviendas sociales de nueva planta, en sustitución de los dos edificios municipales de viviendas ya demolidos en el barrio de Los Pajaritos, sometido como es sabido a una operación de regeneración urbana.

En este sentido, Rojas ha indicado a Europa Press que su formación ha entendido que la rescisión del contrato es "la única forma de continuar y de sacar la situación adelante", una situación a la que asegura que se ha llegado por la "mala gestión" del PP, quien adjudicó las obras a una empresa con una "baja temeraria del presupuesto de casi el 40 por ciento, algo que ha salido a la luz años después porque era incapaz de ejecutarla".

Así, pide a Espadas "sensibilidad" para incorporar las cláusulas sociales al nuevo contrato, tras "las mentiras" de Zoido sobre la contratación de las personas del barrio para ejecutar las obras, ya que "en el contrato con la empresa no se recogía esa obligatoriedad".

"Pedimos al PSOE que meta el turbo para que esté cuanto antes y que haya en los próximos presupuestos partidas suficientes para que los nuevos bloques sean realidad en este mandato en una zona con especiales necesidades en la que durante cuatro años se ha estado mareando la perdiz", recalca.

Rojas ha esperado que las empresas "se den por aludidas" y que el gobierno "lo ate al máximo para que no se hagan bajas temerarias y se tengan en cuenta las cláusulas sociales", ya que "se debe tener en cuenta la responsabilidad social de la empresa y no sólo los beneficios". Así, ha hecho referencia al contrato del parque de La Corchuela, donde se dio a una empresa con "una baja presupuestaria del 50 por ciento y que después no cumple requisitos y deja a la gente en la calle".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.