El cabeza de lista de Esquerra Unida-Unitat Popular por Castellón, Sebastián Bretones, ha asegurado que quieren que Castellón esté en el centro del debate mediático "pero no por el juicio a un expresidente de la Diputación, hoy en la cárcel -en referencia a Carlos Fabra-; por aeropuertos sin aviones; por el caciquismo y el clientelismo de la Diputación; o por terremotos provocados por la avaricia de unos cuantos; sino por una sanidad, educación y servicios públicos de calidad, por un empleo que dé seguridad y estabilidad, y por una universidad de primera".

Bretones ha indicado que Castellón, la Comunitat Valenciana y el conjunto del Estado "han estado sometidos a un régimen cleptocrático que solo ha mirado por el interés de unos cuantos amigos y que ha provocado una crisis social y política sin parangón entre la ciudadanía". "Unitat Popular tiene como prioridad recuperar la dignidad, la democracia secuestrada por la corrupción, que no es más que el saqueo de lo que es de todos y todas", ha dicho.

Para el candidato al Congreso, es "fundamental" actuar en dos vías, "evitar la privatización de actividades y gestiones públicas como fácil vía de colisión de intereses, y garantizar el derecho a la información como medio de prevención.

"Entre el amplio paquete de medidas que defiende Unitat Popular en su programa, resaltamos la aprobación de una Ley anti-corrupción, incorporando el delito de enriquecimiento ilícito, eliminación de la inmunidad asociada al cargo respecto de los delitos de corrupción y ampliación de la prescripción de estos delitos a 20 años", ha destacado Bretones.

"Hay que señalar a los políticos corruptos, pero también a los corruptores que pasan el sobre o el maletín y que vienen del mundo del dinero, de las grandes empresas", ha criticado el candidato, quien ha defendido que "de lo contrario parece que el problema es solo político, cuestión falsa, y eso es muy peligroso como estamos viendo en Francia con el ascenso de la extrema derecha".

Consulta aquí más noticias de Castellón.