La magistrada juez de menores en Jaén, María Teresa Carrasco, ha apostado por la imposición de una medida socioeducativa que enseñe a controlar los impulsos al menor de 17 años que este miércoles agredió al candidato del PP a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, en un acto que calificó de "agresión lamentable y absolutamente reprochable". Carrasco ha señalado que aunque Rajoy no presente denuncia ni formule acusación, será el Ministerio Fiscal el que actúe de oficio.

La magistrada, que ha asistido a una reunión de trabajo con todos los sectores que trabajan con menores infractores en la provincia de Jaén, ha dicho a los periodistas que el fiscal de menores de Pontevedra iniciará un procedimiento y llevará a cabo una investigación. "Tras esa investigación, podrá pedir una medida de internamiento, pero también se puede poner una medida de carácter socioeducativo", ha dicho Carrasco, al tiempo que ha recordado que "la finalidad esencial de la jurisdicción de menores es educativa".

En este sentido, ha rechazado que a priori se abogue por el internamiento como medida correctora y ha apuntado que "se acude al internamiento en último lugar porque supone privar al menor no solo del contacto con su familia sino además privarlo de libertad" y que a esa medida es "a la que tenemos que acudir en último lugar".

"A mí la impresión que me da y sin conocer a la familia ni al menor en otros ámbitos es que el menor necesita que alguien le enseñe que, con independencia de cual sea la ideología, eso no está bien y que debe aprender a controlar ese impulso", ha dicho la magistrada, que ha añadido que la medida que le imponga debe enseñar a este menor, si no muestra signos de arrepentimiento y de reconocimiento de los hechos, a "empatizar con la víctima porque cualquier persona es digna de respeto".

"Sí creo que habrá un procedimiento que puede finalizar con una solución extrajudicial antes de llegar a acusar definitivamente el fiscal, pero como parece que el chico no está en disposición de arrepentirse y de reconocer nada, lamentablemente va a ser necesario que el juez de menores le imponga una medida y que la medida tenga un componente socioeducativo que es absolutamente esencial para que estos hechos no los vuelva a repetir, ni él ni ningún otro menor", ha dicho Carrasco.

La magistrada ha rechazado por su experiencia que se camine hacia una sociedad cada vez más violenta. Ha rechazado las afirmaciones que señalan que este menor debería ser condenado como un adulto porque sabía lo que hacía. "La mayoría de los chicos que tenemos saben lo que se hacen, lo que pasa es que no tienen la capacidad de controlar impulsos y precisamente las medidas sirven para que aprendan a controlar esos impulsos", ha destacado.

Ha rechazado que los menores sean cada vez más violentos y ha apuntado a que el problema, según su punto de vista, no es la pérdida de autoridad de los padres y madres sino el hecho de que "hay una pérdida de autoridad colectiva de la sociedad en su conjunto y debemos reivindicar esa autoridad colectiva".

Sobre el porcentaje de reinserción de los menores infractores, Carrasco de se ha mostrado satisfecha ya que las estadísticas en la provincia de Jaén apuntan que las medidas que pone en marcha la jurisdicción de menores está llevado a un porcentaje de reinserción de más del 80 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Jaén.