"Queremos otra manera de hacer política y los nuevos partidos no la van aportar". La cabeza de lista de Unidad Popular (UP) al Congreso de los Diputados por la provincia de Zaragoza, Rosa Magallón, afirma en una entrevista concedida a Europa Press que "los nuevos partidos van a producir al final un reforzamiento del bipartidismo".

Rosa Magallón es médico de familia, profesora de esta especialidad en la Facultad de Medicina de la Universidad de Zaragoza y coordinadora del programa de atención primaria en el Instituto de Investigación Sanitaria. Como política es primera teniente de alcalde del Ayuntamiento de Utebo (Zaragoza) y concejala de Acción Social.

"Hay un bipartidismo tradicional, basado en la alternancia pactada tácitamente o no, pero están también los bipartidismos de nuevo cuño y "nosotros no estamos en esta labor, queremos tener una alternancia real".

"Estas elecciones son un momento histórico, no soy excesivamente optimista en que podamos acabar con el bipartidismo, pero hay que intentarlo y, desde luego, se abre un proceso distinto, van a ser unas elecciones distintas".

"Nuestra candidatura es de confluencia, de consenso, basada en unas primarias de verdad y promovida desde las bases hacia más arriba; incluye distintos partidos políticos y, además, a colectivos, asociaciones y particulares, que no están adscritos a ningún partido, en un objetivo común: ganar a la derecha". Ha hecho notar que "el proceso confluyente de la izquierda ha dado en poco tiempo pasos agigantados".

"La presión de la gente ha hecho posible que se pueda conseguir esta candidatura de UP, de izquierdas, más a la izquierda del PSOE, por supuesto, y yo creo que no termina aquí, sino que empezamos un camino" que no termina el 20 de diciembre. "Haremos todo lo posible en el Congreso para que nuestro programa de izquierdas salga adelante".

En cuanto al componente aragonesista, "tenemos la grandísima experiencia en el trabajo parlamentario de Chesús Yuste, que ha sabido defender como el que más los intereses de Aragón". Desde UP "seguimos apostando por consolidar los derechos, las prestaciones y la igualdad de una Comunidad desfavorecida, como es la nuestra, por circunstancias geográficas y demográficas".

Además, "tenemos asignaturas pendientes que vamos a llevar al Congreso y que desde luego vamos a desarrollar, como ha venido haciendo Chesús hasta ahora, siendo la voz de Aragón en el Congreso, que es lo que pretendemos". Ha mencionado algunos temas autonómicos, como la financiación, el agua, la vertebración del territorio y la lucha contra la desertización geográfica.

CRISIS

"¿Podemos decir que Rajoy ha hecho algo bueno?", se ha preguntado Rosa Magallón, a cuyo juicio "lo peor son todos los recortes sociales y la manera que tiene de mentir, de ocultarse, de hacerse el sueco y de no responder a los problemas". Ha criticado medidas como la "Ley Mordaza", la reforma laboral y la "Ley Antiayuntamientos".

"No hemos salido de la crisis, estamos inmersos en ella", ha considerado la cabeza de lista de UP. "A mí me ofende mucho —que Rajoy diga que ha terminado la crisis— porque pienso en mis pacientes; alguno me dice '¿pero cómo puede decir este hombre que hemos salido de la crisis?'. Vete a ver domicilios, al cuarto mundo que tenemos aquí".

"Ya me gustaría que Rajoy viniera a pasar conmigo la consulta una mañana y se le caería la cara de vergüenza de decir que la crisis ha terminado porque no ha terminado en absoluto y estamos todavía sufriendo muchísimo daño colateral, muchísimas vidas truncadas y muchas familias en unas dificultades económicas tremendas".

Ha llamado la atención sobre la modificación, en 2011, del artículo 135 de la Constitución, para introducir la obligatoriedad de fijar un techo de gasto público, lo que "ha promovido que la deuda y todo el dinero vaya a parar a la banca y no a revertir en las necesidades de la gente".

UP quiere "derogar el artículo 135 de la Constitución y devolver un poco el poder a la gente, los derechos. Hay gente que en estos momentos son muy dignas interiormente pero viven de manera muy precaria".

"Nuestra política va a ser trabajar para la gente y la primera medida sería suprimir las reformas laborales, tanto la del PSOE de 2010 como la del PP de 2012, porque lo que está ocurriendo es que no hay más empleo, sino que se están redistribuyendo las horas; es falso que haya más empleo", ha continuado.

Otras medidas son "recuperar los derechos sociales perdidos, establecer una fiscalidad más progresiva y contemplar el trabajo como un derecho, el trabajo al servicio de las personas y no al revés".

Asimismo, Unidad Popular apuesta por "garantizar una inversión suficiente y necesaria en sanidad y educación, proponer suministros básicos de agua y luz, desarrollar la Ley de Dependencia de verdad, porque no sé cuantísimos miles de personas han muerto esperando la aplicación de la Ley, y la justicia gratuita".

Reforma constitucional

Unidad Popular impulsará la reforma constitucional. "Estamos a favor de un nuevo proceso constituyente, que no quiere decir otra cosa que entendemos que la Constitución del 78 fue buena en su momento, basada en el consenso, pero ya no sirve a las necesidades reales de la gente porque reconoce derechos que no se ejecutan por los Gobiernos de la alternancia, de PP y PSOE".

"Cuando hemos pretendido modificar la Constitución desde nuestra minoría en el Congreso han puesto el grito en el cielo porque 'ay, ay, ay', no se puede modificar la Constitución, pero cuando les ha venido bien la modificaron en un fin de semana y se han quedado tan panchos".

"Hay que renovar la Constitución y no pasa nada, eso no quiere decir que estemos en contra, ni muchísimo menos, sino que tiene que responder a un nuevo proceso de consenso porque han pasado 37 años y es tiempo suficiente como para plantear una reforma en profundidad que dé pie a las necesidades actuales de este país".

"no a la otan"

Ha recordado que Unidad Popular está en contra de la OTAN. "Somos antimilitaristas y pacifistas, y nos parece hipócrita hasta la médula que se estén vendiendo armas a los países en guerra y luego nos echemos la mano a la cabeza de que cometan atentados".

Uno de los objetivos de la candidatura es "luchar contra esa doble moral y trabajar contra el terrorismo también desde las instituciones y con otro tipo de medidas que no sean puramente armamentísticas".

Ha incidido en que "nuestro ministro de Defensa viene de la puerta giratoria, de la empresa armamentística, y luego volverá a ella; entonces es difícil tragar con eso, con su doble moral".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.