El exconseller de Turismo del Govern Francesc Buils ha aceptado un año de cárcel por un delito de fraude y siete de inhabilitación por otro de prevaricación, tras declararse culpable de auspiciar el desvío de hasta 176.125 euros públicos mediante subvenciones irregulares y encargos de trabajos ficticios a través del Instituto de Estrategia Turística (Inestur). Los hechos se enmarcan en la pieza número dos del denominado caso Voltor.

El exalto cargo de Unió Mallorquina (UM) ha alcanzado este jueves un acuerdo de conformidad con Fiscalía Anticorrupción y Abogacía de la Comunidad Autónoma, por el que también han admitido su intervención en los hechos otros cuatro acusados, vinculados a la Fundación Coint y al Centre Balears Europa (CBE). El Ministerio Público reclamaba inicialmente seis años de cárcel para Buils.

(

Habrá ampliación)