La defensa del empresario Alejandro de Pedro, imputado en la 'Operación Púnica', ha solicitado este jueves en un juzgado de primera instancia de Valencia la celebración de un acto de conciliación con el portavoz de Compromís en las Corts valencianes, Fran Ferri, un requisito previo a la presentación de una querella por presuntos delitos de injurias y calumnias, por las declaraciones realizadas esta misma semana en las que dijo que el investigado facturó informes ficticios a la Generalitat. El letrado pide una indemnización y que pida perdón.

La defensa de De Pedro, representada por José Domingo Monforte Abogados Asociados, responde así a las declaraciones realizadas en rueda de prensa el pasado martes por el diputado de Compromís, quien aseguró que la Generalitat no tiene constancia de los informes encargados y facturados durante la etapa de gobierno del PP, en los años 2010 y 2011, por empresas relacionadas con Alejandro de Pedro, investigado en la 'Operación Púnica', a las Consellerias de Medio Ambiente, Solidaridad y Educación cuando estaban dirigidas por Juan Cotino, Rafael Blasco y Alejandro Font de Mora, respectivamente.

ánimo "ventajista-ELECTORALISTA"

En el escrito, la defensa del empresario explica que estos informes "no son objeto de imputación ni investigación" en la causa en la que se instruye la 'Operación Púnica' y añade que las acusaciones son "falsas y carentes del más mínimo rigor de contraste o prueba". Para la representación de De Pedro, estas afirmaciones se han realizado "con exclusivo ánimo ventajista-electoralista, a costa de la reputación y el daño moral" a su cliente.

También incide el escrito en los calificativos de "conseguidor" con el que el portavoz de Compromís se refiere a Alejandro de Pedro y expone que "no tienen el más mínimo rigor a la altura del nivel judicial en el que se encuentra la investigación". "De hecho, no se ha encontrado ninguna prueba que vincule a De Pedro con la actuación presuntamente delictiva de Francisco Granados y David Marjaliza", ha añadido.

Para la defensa de De Pedro, todas estas manifestaciones "podrían ser constitutivas de un delito de calumnias" porque se imputa a su cliente "sin ningún rigor o prueba, la comisión de delitos". Además, considera que se busca "la mayor publicidad ya que las declaraciones se realizan en rueda de prensa y en sede parlamentaria y son reproducidas por diferentes medios de comunicación".

A su juicio, "dada la publicidad obtenida, estas manifestaciones dañan gravemente la dignidad y la reputación social y profesional del Sr. De Pedro, por lo que podrían ser consideradas injurias graves". La defensa de Alejandro de Pedro solicita la celebración de un acto de conciliación en el que se requiera a Ferri "pedir perdón con la misma publicidad y notoriedad" con las que acusó y a indemnizar a De Pedro por los "daños y perjuicios" causados en su reputación.

Consulta aquí más noticias de Valencia.