Agentes de la Policía Nacional han detenido a 18 personas en Alicante por su presunta participación en una organización criminal supuestamente dedicada a simular accidentes de circulación entre sus miembros, a fin de obtener importantes indemnizaciones de las aseguradoras de los vehículos por las lesiones que manifestaban haber sufrido. El grupo llegó a causar un perjuicio de 120.000 euros.

Según ha informado la Policía en un comunicado, la investigación comenzó en octubre de este año a raíz de la denuncia por parte de una agencia de detectives de Alicante que había recibido el encargo de una aseguradora de investigar dos accidentes de circulación que infundían "sospechas de veracidad" por "contradicciones" en la forma de suceder los hechos.

Las pesquisas policiales llevaron a los agentes a comprobar que las personas implicadas en los accidentes denunciados, habían participado igualmente en otros 13 siniestros en los últimos cinco años. Además había otras personas involucradas y entre todos ellos existían lazos familiares y de amistad.

Una vez recabada toda la información de las distintas aseguradoras implicadas, los investigadores pudieron comprobar que una de las detenidas figuraba como la tomadora de los seguros de seis vehículos implicados, propiedad de diferentes personas de la organización, por los que se habían dado parte de múltiples siniestros.

Igualmente constataron la existencia de informes periciales que acreditaban la falsedad de algunos accidentes, bien porque la escasa fuerza de los choques había sido incapaz de generar las lesiones que los implicados manifestaban o porque los daños entre los vehículos participantes no concordaban.

Según la Policía, la organización operaba siempre de la misma forma: tras simular los accidentes, acudían a los servicios de urgencia manifestando sufrir fuertes dolores ocasionados por los siniestros, para dejar constancia del dolor referido en un parte médico. Acto seguido solicitaban las correspondientes reclamaciones económicas ante las aseguradoras.

En la mayoría de los accidentes, los vehículos iban ocupados por cinco personas, con el objetivo de conseguir mayores indemnizaciones. En algunos casos, el accidente había ocurrido el mismo día de la contratación del seguro, o incluso se daba parte de dos accidentes sucedidos el mismo día.

Con las hojas de urgencia reclamaban a las aseguradoras llegar a un acuerdo extrajudicial indemnizatorio, extremo que consiguieron en distintas ocasiones, logrando cobrar indemnizaciones por más de 76.000 euros, lo que unido a los costes médicos y de reparación de los vehículos elevaba el perjuicio causado a las aseguradoras a más de 120.000 euros. La operación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delincuencia de la UDEF de la Comisaría Provincial de Alicante.

Consulta aquí más noticias de Alicante.