El pleno de la Asamblea de Extremadura ha aprobado (con los votos a favor del PSOE y de Podemos) una propuesta de impulso planteada por la formación 'morada', y a través de la cual se exhorta al Gobierno central a la elaboración de una ley que regule la eutanasia en España.

Asimismo, la iniciativa aprobada, que ha recibido el rechazo del PP y la abstención de Ciudadanos, aboga por que el Ejecutivo nacional abra un "amplio" debate social sobre la eutanasia y la muerte digna en el país.

De igual manera, la propuesta que ha salido adelante en la cámara regional propone al Gobierno nacional la reforma del artículo 143.4 del Código Penal de forma que quede "exento de pena" quien mediante actos "necesarios" o de "cooperación activa" facilite la "muerte digna y sin dolor" a una persona que lo solicita "de forma expresa, libre e inequívoca", en caso de enfermedad "grave" e "irreversible" o "padecimientos permanentes e insoportables".

También, la propuesta de impulso aprobada reclama la elaboración de un proyecto de ley de muerte digna en Extremadura; además de la potenciación de los cuidados paliativos en la comunidad, y de la puesta en marcha de un programa específico de cuidados paliativos en la infancia y la adolescencia; así como la intensificación de la difusión del derecho al ejercicio de un "testamento vital".

PODEMOS

Durante el debate de la iniciativa de su grupo, el diputado de Podemos Obed Santos ha defendido el "derecho" de la ciudadanía de "decidir" sobre su "muerte digna" como un "elemento inherente a la propia dignidad humana", y ha reclamado "un marco coherente" sobre cuidados paliativos.

"La vida es un derecho, no un deber. El derecho a una vida digna incluye el derecho a una muerte digna", ha espetado Santos, quien ha añadido que "cuando la enfermedad no tiene solución médica y la muerte es inevitable los servicios sanitarios deben garantizar una muerte digna sin sufrimiento utilizando todos los recursos posibles, incluyendo la sedación terminal".

Ha considerado así que "en Extremadura en el estado español se muere mal", pese a que "la calidad en la muerte debería igualar a todos"; y ha defendido que "todos los pacientes deben recibir el mismo trato" en situación de "no" solución médica.

Ha apostado en este sentido por la revisión del Plan Regional de Paliativos de Extremadura, porque "no responde a las demandas actuales de la ciudadanía" y "es insuficiente".

También ha pedido que se intensifique la difusión del "derecho del ejercicio a un testamento vital"; y que se potencien los cuidados paliativos "de manera integradora" y a través de la puesta en marcha de un plan de cuidados paliativos en la infancia y la adolescencia.

Ha considerado, además, "esencial" programar una formación específica de los profesionales sanitarios en materia de "muerte digna"; así como la elaboración de un proyecto de ley para una muerte digna en Extremadura.

Igualmente, ha propuesto al Gobierno central que abra un debate en la sociedad que ayude a conseguir "un consenso" sobre una ley de muerte digna, porque "el derecho a la vida debe llevar el derecho a respetar el derecho a una muerte digna de una persona".

GRUPOS

Por su parte, la diputada del PSOE Catalina Paredes ha defendido que "todas las personas tienen derecho a su salud y a su promoción y deben tener una atención garantizada en la última fase de su vida para que puedan morir dignamente".

Ha defendido así una legislación para evitar "sufrimientos innecesarios" en casos de "enfermedad irreversible", a través de un "amplio debate a nivel nacional donde sea convocada toda la sociedad en su conjunto" para tratar de conseguir un "amplio consenso". "Porque una vida digna merece también una muerte digna", ha espetado.

Además, ha recalcado que el Ejecutivo regional elaborará una ley regional de muerte digna en la comunidad, porque "hay que seguir dando pasos en la ciudadanía para elegir libremente" en situaciones de "enfermedad irreversible".

De igual modo, ha incidido en que la potenciación de los cuidados paliativos es una de las "prioridades" del PSOE en la regional, al tiempo que ha recordado que un ejecutivo socialista fue el que puso en marcha la ley regional de paliativos.

CIUDADANOS

A su vez, la portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, María Victoria Domínguez, ha indicado que su partido contempla la eutanasia pasiva "pero no así la eutanasia activa"; y ha considerado que "el derecho a una vida digna no debe excluir el derecho a una muerte digna" en casos de "situación irreversible" de "enfermos que son conscientes" de su momento.

Ha defendido así medidas que "palíen el dolor y el sufrimiento" del paciente y la familia para "morir con la máxima dignidad" en casos de enfermos "irreversibles".

Ha apostado igualmente por regular la "muerte digna" en Extremadura a través de una norma que regule "con claridad" las cuestiones en dicha materia.

Asimismo, ha defendido la posibilidad de "rechazar o interrumpir" el derecho a recibir cuidados paliativos, además de una regulación de la "muerte digna" para "aquellos enfermos terminales que lo deseen".

También ha señalado que "no está de acuerdo" con la propuesta de que el Gobierno central derogue el artículo que regula la "asistencia al suicidio", y con ello ha argumento la abstención de su grupo en la votación de la propuesta de impulso de Podemos.

PP

Por su parte, el diputado del PP José María Saponi Cortés ha defendido que "la muerte casi siempre puede y debe ser pospuesta" pero "no a cualquier precio", sino para mantener "una muerte en paz".

Ha explicado también que la posición "irrenunciable" de su partido "es el derecho a la vida" porque "a las personas hay que acompañarlas hasta el final" y aplicando —ha añadido— las regulaciones actuales sobre la materia en cuidados paliativos.

Ha señalado al respecto que el programa regional sobre cuidados paliativos "funciona francamente bien"; y ha rechazado cambios en el Código Penal en materia de eutanasia.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.