La Audiencia Provincial de Baleares ha condenado a siete años de cárcel y al pago de 400.000 euros a Luis Rodríguez Toubes, el joven que presuntamente estafó bienes por valor de 37,9 millones de euros a un matrimonio mallorquín. La pena es superior a los cuatro años que reclamaba la Fiscalía, mientras que la acusación particular, ejercida por los afectados a través de los abogados Eduardo Valdivia y Jaime Campaner, solicitaba ocho años de prisión.

En concreto, el tribunal atribuye al acusado un delito continuado de estafa en su modalidad agravada de recaer sobre vivienda, mientras que le absuelve de otro de estafa impropia.

Asimismo, anula las escrituras de los inmuebles que los perjudicados donaron al procesado,quien tenía 21 años en el momento de los hechos, tras convencerles de que le compraran dos viviendas que no eran suyas y, a cambio de hacerles un precio ventajoso y encargarse él de la operación ante el banco, le entregasen todos sus bienes a fin de aparentar solvencia económica.

(

Habrá ampliación)