Albert Rivera
Albert Rivera, antes de un mitin en Santander. JORGE PARÍS

Santander, este miércoles por la mañana, antes de un mitin:

Mariano Rajoy pidió el martes en público apoyo no sólo para una investidura, sino para un acuerdo de Gobierno de toda la legislatura. ¿Se lo va a dar?
Pues será que no lo he repetido veces. Lo que pasa es que como no viene a los debates no se ha enterado. Nosotros vamos a intentar gobernar y vamos a ganar, y si no podemos ganarle a Rajoy ni a Pedro Sánchez pues estaremos en la oposición. Pero ni nos planteamos dar continuidad a lo que hemos visto en los últimos años de PP-PSOE, PSOE-PP. El debate del otro día es el símbolo de por qué nace Ciudadanos. Nacemos precisamente para que el PSOE y el PP dejen de hacer lo que han hecho con España en los últimos años. Si ganamos intentaremos buscar apoyos puntuales para gobernar. Y si no, pues estaremos en la oposición y en el Parlamento nos encontraremos y debatiremos leyes.

¿No apoyará una investidura ni siquiera con una abstención?
Una abstención no es un apoyo a nada. Nosotros no apoyaremos ni a Rajoy ni a Sánchez. Ni investidura, ni pacto, ni Gobierno, ni ministros, ni vicepresidente... Más claro el agua. He contestado más que nadie esta pregunta y los otros no han contestado nunca. Yo no sé si Rajoy estaría dispuesto a apoyar a Ciudadanos si no puede gobernar. Yo también se lo pregunto. ¿Estaría dispuesto Rajoy y el PP, si no pueden gobernar, a apoyar a Ciudadanos para que gobernara? ¿Sí o no?

Una abstención no es un apoyo a nada ¿Usted se lo pediría?
Si voy a intentar gobernar, le pediré como mínimo poner en marcha la legislatura. Yo no sé si nos van apoyar el PSOE o el PP. De momento lo único que les he escuchado es que ellos no aceptan ninguna enmienda a lo que han hecho en los últimos años y por eso yo creo que están como están, así que vamos a intentar ganar las elecciones, y si no a la oposición.

¿Tendrá la misma opinión si el candidato a la investidura del PP es otro, no Rajoy?
Esto sería lo último, que el PP nos hiciera votar a Rajoy para que no fuera Rajoy el candidato. Quien vote al PP vota a Rajoy. Yo no creo que España pueda avanzar ni pueda abrir una nueva etapa política con un bipartidismo como el que tenemos.

¿Y un pacto entre Ciudadanos, Podemos y PSOE?
Imposible porque Podemos pone como condición un referéndum separatista, y yo creo que ya sabe todo el mundo mi posición respecto a la unidad de España. No llevo ocho años en Cataluña partiéndome la cara, defendiendo la unión y la igualdad de todos los españoles, para gobernar a cualquier precio, y mucho menos para romper España. Me parece incompatible lo que propone Podemos con un Gobierno para una nación como España. Es antagónico lo que proponemos, nosotros estamos proponiendo igualdad, unión, reformas de España, pero no ruptura, y creo que España necesita más reforma que ruptura.

Con esas posiciones, a pocos días de las elecciones, da la impresión de que no hay ningún pacto posible.
Habrá pactos, pactos de Estado para cambiar la educación, para la justicia...

A Rajoy le han sobrado los motivos para asumir responsabilidades políticas Pero tiene que haber antes uno de investidura...
Pero la investidura puede tirar adelante en minoría. Parece que tengamos que tener un pacto de legislatura. ¿No se han puesto en marcha muchas legislaturas sin tener un pacto de Gobierno? Se consigue la investidura y se echa adelante la legislatura y se van pactando los temas. Es mucho mejor para España. Si damos cheques en blanco o nos dan cheques en blanco, no cambiaremos nada. Así que creo que es mucho mejor una legislatura abierta, en la que podamos reformar España a una en la que siga todo igual.

Cree que los pactos para ese Gobierno futuro puedan afectar a gobiernos autónomos o a gobiernos locales?
Por nuestra parte no. No tiene nada que ver. No vamos a hacer cambio de sillas.

¿Qué opinión general tiene del debate entre Rajoy y Sánchez?
El último debate de una etapa política. Salió lo que ha sido el bipartidismo en los últimos años. Imposible ponerse de acuerdo, reproches, 'y tú más', barro, insultos incluso, cosa que no habíamos visto en los últimos debates. Ese debate me ratifica que España no puede seguir así. Vamos a intentar buscar otra etapa política donde haya diálogo, donde haya reformas, donde se pueda dialogar incluso con quién no piensa igual. Pienso sinceramente que somos los únicos que estamos poniéndonos ya en esa nueva transición, en esa nueva etapa. La transición fue un buen ejemplo de poder poner de acuerdo en temas fundamentales a gente que pensaba distinto... Y el otro día vimos que ni para la educación.

¿Se pasó en su opinión Pedro Sánchez de agresivo con Rajoy?
Se pasó en el insulto. Yo he sido también muy crítico con la corrupción del PP, yo también pensaba y pienso que Rajoy y su Gobierno tenían que haber tomado medidas y asumido responsabilidades por el caso Bárcenas, por el caso Gürtel, porque el PP se va a sentar en el banquillo con responsabilidad civil por ese caso... pero una cosa es decirle a alguien usted tiene que dimitir, usted no debería ser presidente o usted tenía que haber tomado responsabilidades, y otra cosa es llamarle indecente. Ahí se pisa una raya que creo que no es necesario. Los debates se ganan con argumentos, no con insultos. Y es verdad que Rajoy también luego se calienta y le dice que es usted ruin, que es miserable... Fue impropio de lo que la sociedad española está pidiendo. Llevamos una campaña de política basura importante.

¿Cree que Rajoy debió dimitir cuando se supo lo de sus SMS de apoyo a Bárcenas?
Yo no creo que sea sólo el día de los SMS. El día que se conoce la contabilidad B del PP, el día que se sienta en el banquillo ya directamente el partido popular, los SMS, el despido famoso diferido cuando se sabe que Bárcenas es digamos un protegido de Rajoy y de su cúpula... creo que se debería haber apartado, o dimitido, o no presentarse a la reelección. Pero él ha decidido tirar adelante. Le han sobrado los motivos para asumir responsabilidades políticas. Porque insisto no ha sido una cosa puntual de un concejal de un pueblo, estamos hablando de la esencia, de la cúpula, de la financiación del partido, de la estructura incluso de cómo ha funcionado... Pero dicho eso, Rajoy ha decidido seguir adelante, se ha amparado en la mayoría absoluta para no dar cuentas, para no comparecer en el Congreso y creo que ahora le ha explotado en campaña. Yo en el debate a cuatro también hice referencias a esos papeles de Bárcenas, que creo que fue el motivo básico por el que Rajoy no fue al debate a cuatro. No fue por Bárcenas. Se ha estado escondiendo de su responsabilidad política y le ha explotado en plena campaña. Yo le vi francamente tocado en el debate y después del debate.

Una cosa es decirle a alguien usted tiene que dimitir, y otra cosa es llamarle indecente ¿Hay algo bueno en su opinión en el balance del Gobierno Rajoy?
Hay más malas que buenas, pero también hay buenas. No es fácil llegar a un Gobierno que te dicen que tienes un 6% de déficit y encontrarte un 9%, no es fácil hacer cumplir objetivos de déficit cuando tienes esa situación económica. Pero creo que no es suficiente con decir que la herencia recibida era mala sino que hay que ser mucho más ambicioso, en el campo de la precariedad laboral, en el de la reforma de la Administración, el de la justicia, el de la educación, el de la economía del conocimiento... No ha avanzado, incluso ha recortado el I+D+I un 50%. Las prioridades, el ritmo al que se ha recortado, lo que se ha recortado y por supuesto las reformas que no se han hecho me parece que dejan muchísimo que desear.

¿Y cuáles serían las suyas, sus prioridades? ¿A qué dedicaría sus primeros 100 días si es presidente?
Una parte al corto y otra al largo plazo. Al corto, solucionar el primer problema pendiente, que es el paro. Hay una reforma pendiente que es la reforma laboral, nosotros la hemos focalizado en empezar una reforma para hacer contratos estables y acabar con la precariedad laboral. Tenemos un 91% de precariedad laboral y ese es el primer drama de España. Segundo, complementar las rentas más bajas para que tengan salarios dignos, con ese complemento salarial garantizado que queremos poner en marcha. Y tercero, una reforma de los autónomos. Me parece fundamental que los autónomos tengan la mochila menos pesada, no paguen cuotas si no llegan al beneficio mínimo interprofesional, y por tanto puedan emprender, puedan contratar, puedan tirar adelante. Y después en el largo plazo, reformas estructurales: la de la educación. Si gobierno, un objetivo mío será impulsar en los tres primeros meses una ponencia en el Congreso por un pacto con todos los partidos políticos, pero que también participen agentes sociales, patronales, escuela pública y concertada, pedagogos, profesores, porque quiero que salga de esta legislatura un pacto nacional por la educación. Y también economía del conocimiento, formación, ley electoral, reforma de la justicia...

¿Me explica para no inicados el contrato único que proponen?
El problema que tiene hoy mucha gente es que entra y sale continuamente del mercado laboral, y cuando sale no depende de que haga bien o mal su trabajo, sino que depende de que el contrato es temporal y le echan. La gente no quiere asumir compromisos en el ámbito empresarial y quiere aprovechar la precariedad para contratar y echar a gente continuamente, entrar en una rueda de contrato-despido, contrato-despido. Queremos atajar eso con un contrato estable que desde que lo firmas eres indefinido y a partir de ahí tienes un despido creciente. La paradoja, para los que dicen que eso puede debilitar las condiciones laborales, es que hoy España tiene la media del coste de despido más baja de Europa, con 13,5 días. ¿Por qué? Porque el 90% de los contratos son temporales y la mayoría de la gente se va con un despido de 12 días. En cambio, si podemos hacerlo progresivo y que la gente siga trabajando en una empresa por el esfuerzo, por la relación buena o mala del trabajador y el empresario, eso dará estabilidad y podremos formar a la gente. Una de las patas fundamentales de Ciudadanos es la formación, también en el ámbito laboral. Es difícil que una empresa invierta en sus trabajadores dinero de formación si sabe que en seis meses o en un año a lo mejor contrata a otro. Cuando hay estabilidad laboral es más fácil que invierta y que el trabajador también se implique.

Todos el resto de partidos dicen que esa reforma tendría el efecto contrario.
No.  Está a favor Felipe González, también ha hablado a favor Alfonso Guerra; Tirole, el último premio Nobel. También Piketty, el asesor de Podemos, que no le hacen ni caso por lo que veo, defiende un modelo de contrato único. De Guindos… Todo el mundo ha defendido ese modelo hasta que Ciudadanos lo ha propuesto y han tenido que buscar alguna pega. En todo caso, es curioso que el único partido de toda España que tenga una propuesta nítida y clara del país con más paro de Europa después de Grecia sea Ciudadanos. Yo no he escuchado ninguna propuesta del PSOE o de Podemos, y el PP dice que todo va bien. Europa, cuando nos advierte, no solo nos advierte de que tenemos un 21% de paro, nos advierte de que 9 de cada 10 contratos son temporales. Estoy dispuesto a debatir con los demás con argumentos, lo que no estoy dispuesto es a debatir con etiquetas, con desconocimiento.

En muchas encuestas, Ciudadanos tiene menos apoyos entre mujeres que entre hombres. ¿Por qué?
Le pasa a Podemos también, a ellos les pasa incluso más. Dicen los sociólogos que hay una cuestión casi sociológica, de voto de cambio.

Si hubiera casos de corrupción política en Ciudadanos seremos implacables ¿En qué sentido de cambio, que la mujer es más conservadora ante el cambio?
No voy a opinar sobre eso. Pero políticamente sí que hemos propuesto cuestiones como la conciliación, con un pacto de horarios y racionalización, fundamental para asemejarnos a los países europeos. Y segundo, una novedad: elevar a 26 semanas la baja por maternidad y paternidad e igualarla, que el padre y la madre se la puedan repartir. Eso permite que las mujeres, cuando son contratadas y tienen un hijo, no haya diferencia a la hora de contratarlas. Eso evita la discriminación de la mujer y sobre todo rompe la brecha salarial mujer-hombre. En Suecia ha sido un éxito.

La propuesta que llevan en el programa sobre cambio en la legislación en violencia machista no va en la dirección contraria?
Se ha interpretado en dirección contraria. Nosotros lo que queremos es que en las parejas que no son heterosexuales, o que son homosexuales, se suba también el listón y se igualen al agravante que queremos mantener en el caso de violencia machista. De buena fe se puede haber interpretado al revés, de mala fe desde luego que se ha hecho. En todo caso, hemos mantenido medidas cautelares que otros no defienden, con soluciones habitacionales para las madres, para las mujeres maltratadas,  pulseras… En el ámbito penal, que quede muy claro que lo que hacemos es elevar el listón de otras violencias, por ejemplo entre homosexuales.

Ciudadanos ha crecido muy deprisa en el último año y ha corrido riesgo de que se le haya colado mucho garbanzo negro en sus cuadros medios.
A Podemos y a nosotros. Nosotros tenemos la ventaja respecto a Podemos, que son círculos y coaliciones, tenemos la ventaja de que nosotros tenemos la batuta para tomar decisiones conforme a los estatutos. Ciudadanos ha sido el partido que más rápido ha actuado. Hemos expulsado a 25 o 27 concejales de los 1.550 que tenemos, es una minoría muy minoritaria, pero es verdad que hemos tomado decisiones. En este caso no por corrupción política, pero sí cuando alguien no se ha adecuado a la carta ética, como cuando alguien ha puesto en su CV algo que no correspondía. Creo que hemos demostrado que no somos infalibles pero sí implacables.

¿Pone la mano en el fuego por todos los diputados que saque?
No, ¡cómo la voy a poner! Lo que sí la pongo es por actuar. Si hubiera casos de corrupción política seremos implacables.

A Pedro Sánchez le veo el mérito de intentar revitalizar el proyecto socialista Digame lo mejor y lo peor de Mariano Rajoy.
Lo mejor es que es prudente, y a mí la prudencia me parece un atributo. Y lo peor es que le cuesta tomar decisiones, y España necesita en este momento toma de decisiones, liderazgo y equipos para tomarlas.

¿Y de Pedro Sánchez?
Le veo el mérito de intentar revitalizar el proyecto socialista. No es fácil, con pasado, con mochilas… Yo creo que lo está intentando, otra cosa es que no le está saliendo bien. Y lo peor se vio en los dos debates, a veces juega a golpes bajos. A la desesperada, a veces uno se equivoca, y a veces le veo equivocándose en el tono y en las formas.

¿Y de Pablo Iglesias?
Le reconozco la capacidad de poner en marcha un proyecto como Podemos, partiendo de la nada. Yo sé lo difícil que es, mutuamente nos reconocemos lo difícil que es luchar contra el bipartidismo. Lo peor es que Pablo y su equipo son excesivamente calculadores y todo vale. Están llegando a alianzas y a acuerdos con cualquiera, con partidos separatistas, con Bildu, con una amalgama de gente que no creo que signifique precisamente el cambio. Son demasiado calculadores y relativistas.

¿Y de Albert Rivera?
Lo peor, que a veces soy excesivamente tozudo, despistado –aunque eso es más una cuestión personal que política- y a veces no sé tener paciencia. Lo mejor es que tengo la suerte que soy la misma persona que era en 2006 cuando empecé en esto. Me siento feliz y orgulloso de ser la misma persona. De poder mirarme al espejo y dormir tranquilo.