Un proyecto de investigación de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, liderado por Manuel Pérez García, ha recibido una financiación de 1,5 millones de euros para los próximos cinco años por parte del Consejo Europeo de Investigación (ERC, por sus siglas en inglés), dentro del prestigioso programa 'Starting Grants'.

Esta línea de financiación de I+D está dirigida a científicos jóvenes de gran proyección que sean doctores desde hace al menos dos años, pero no más de siete, y trabajen en las denominadas 'fronteras del conocimiento', proyectos de gran valor añadido que tengan mucha repercusión futura en su área.

En el caso de este joven investigador de la UPO, el proyecto financiado por el ERC se denomina 'Global Encounters between China and Europe: Trade Networks, Consumption and Cultural Exchanges in Macau and Marseille (1680-1840)', que analiza los intercambios socioeconómicos y culturales entre China y Europa mediante el análisis de dos enclaves portuarios geoestratégicos que fomentaron nuevas formas de comercio, consumo y creación redes mercantiles. Dichos enclaves son Macao y conexiones con el sur de China, y el eje Sevilla-Marsella con especial interés en sus relaciones mutuas y con el resto de la Europa mediterránea.

Cómo contribuyeron las redes de comerciantes extranjeros y comunidades transnacionales de Macao y Fuzhou (en provincia de Fujian), de un lado, y Marsella y área Sevilla-Cádiz (cuya actividad comercial se vio afectada en esta época debido a la revitalización del galeón de Manila), del otro, durante el siglo XVIII en la transmisión de nuevos hábitos y formas socioculturales a través del consumo de nuevos productos de origen europeo y chino en la población local donde se instalaron, o cuál fue el grado de aceptación o rechazo y mecanismos de permeabilidad hacia el consumo de nuevos bienes en localidades chinas y europeas son las principales preguntas que trata de responder este proyecto con el fin de comparar nuevos modelos de consumo en China y Europa y cómo la dimensión transnacional de productos exóticos fomentó la aparición de nuevos gustos creando un nuevo tipo de consumismo global.

La principal novedad de este proyecto se basa en el uso y comparación de fuentes chinas y europeas como son los inventarios y registros comerciales. De ahí se desprende una metodología interdisciplinar basada en el cruce de fuentes occidentales y orientales mediante la creación de una base de datos multirrelacional, y el dialogo con el área relativa a las nuevas tecnologías (informática), economía y sinología.

Las actividades de este proyecto estarán adscritas al Área de Historia Moderna de la UPO, siendo este proyecto un resultado de los años de investigación de Manuel Pérez en China (desde el año 2011) donde fundó la Global History Network (GHN), así como de su colaboración con el grupo de excelencia 'Nuevos Productos Atlánticos (1492-1824)' financiado hasta el año pasado por la Junta de Andalucía y dirigido desde la UPO por el profesor Bartolomé Yun Casalilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.