Propaganda electoral
Propaganda electoral de diferentes partidos para las elecciones del 20 de diciembre. 20MINUTOS

"Mi abuela decía que nadie se lee este tipo de cartas". Así comienza una de las propagandas electorales que ha llegado estos días a los buzones de muchos hogares españoles. Efectiva o no, la publicidad con la papeleta electoral por buzoneo -también llamada mailing-, suele ser uno de los mayores gastos que afrontan los partidos políticos en sus campañas para persuadir a algunos de los 36,5 millones de votantes.

A tres días de los comicios del 20 de diciembre, hemos analizado este tipo de publicidad de los partidos con mayor intención de voto: ¿Cuánto gastan? ¿A qué número de electores llegan? ¿Qué estrategias siguen? Y no faltan algunas curiosidades que se han visto durante la campaña, como paralizaciones de los envíos por la Junta Electoral o erratas:

 ¿Por qué no me llega la carta de...? No se extrañe si echa en falta la carta de algún partido político en su buzón. Mientras formaciones como PSOE e IU Unidad Popular envían a la totalidad de los electores -36,5 millones- su publicidad junto a la papeleta electoral, otros, como es el caso de Podemos, no cuenta con presupuesto y apenas llega por esta vía al 14% de ciudadanos con derecho a voto, unos cinco millones de electores. Por este motivo, y como parte de la estrategia para llegar a más personas, el partido de Pablo Iglesias ha enviado a determinados hogares una misma carta con papeletas para varios votantes que residen en el mismo domicilio. Ciudadanos y Partido Popular no han facilitado a este medio el número de cartas enviadas.

Podemos no cuenta con presupuesto y apenas llega por esta vía al 14% de ciudadanos con derecho a voto, frente al 100% de otras formaciones

¿Cuánto gastan en remitir las cartas a nuestros hogares? Este tipo de publicidad se lleva gran parte del gasto de la campaña de los partidos. Formaciones como IU Unidad Popular asigna 1,3 millones de euros, la mitad de su presupuesto total -2,6 millones- para llegar a la totalidad de los electores del país. El PSOE, por su parte, dedica el doble que IU, 2,8 millones de euros (el 30% del total de su presupuesto de 9 millones) para llegar al mismo número de votantes. En el caso de Podemos, el partido morado destina 650.000 euros, lo que representa el 25% de su presupuesto total -2,5 millones-.

Consultados por este medio, PP y Ciudadanos se han negado a facilitar las cifras, afirmando que dispondrán de los números una vez termine la campaña electoral.

La austera 'carta' de IU - Unidad Popular. Los de Izquierda Unida han enviado estas elecciones la 'carta' más austera entre los diferentes modelos que han usado en su campaña. Se trata de una papeleta doblada, prescindiendo del tradicional sobre y en el reverso del documento encontramos las palabras de su líder. Cabe decir que la austera y original misiva no es el único modelo enviado por IU en esta campaña. Hay cinco modelos, indican desde el partido, algunas de ellas con el tradicional sobre con el rostro del candidato local junto a la de Garzón.

Es nuestro deseo de acercar propuestas a cada segmento, evitando caer en generalidades y para salir de la rutina

PSOE, letras grandes y rosas para los jubilados. En estos comicios y como novedad, el PSOE ha segmentado los envíos electorales según el perfil del elector. Para ello, lo han dividido en tres bloques por edad: de 18 a 34 años, de 35 a 59 años, y mayores de 60, "diferenciado el tono de las cartas, el contenido y el diseño gráfico de las mismas", explican a 20minutos desde el partido que encabeza Pedro Sánchez. Como curiosidad, conscientes de que la agudeza visual es menor en los mayores de 60 años, el tamaño de la letra en estos escritos es mucho más grande que en los otros dos segmentos de menor edad.

La cara de Pedro Sánchez tampoco aparece en todos los sobres. A su target más joven, los socialistas envían sobres más grandes -tamaño cuartilla-, y con un notorio color rojo que resalta la palabra "Futuro". La moderna tipografía de estos sobres rojos distan mucho de la misiva que se envía a mayores de 60, en la que aparece solo la cara del candidato con un dibujo de la rosa, el símbolo socialista.

"La razón que nos ha llevado a diferenciar las cartas es nuestro deseo de acercar nuestras propuestas a cada segmento de edad, evitando caer en generalidades. Y también para salir de la rutina en la que se habían convertido estos envíos que también tienen la finalidad de hacer llegar a los electores nuestros sobres y papeletas", explican fuentes del partido socialista a este medio.

Persuadir con la misma tipografía. PSOE, Ciudadanos e IU Unidad Popular han elegido una tipografía muy similar para llegar a los ciudadanos. Algo desenfadada, parece que las formaciones quieren convencer así al votante joven.

El papel cuché de Ciudadanos. De las propagandas analizadas, el partido de Albert Rivera es el único que ha elegido un tipo de papel diferente. Los de la formación naranja han usado papel cuché para publicitar a su candidato con un formato flyer. Si bien el precio de este tipo de papel es algo más elevado, las dimensiones del formato elegido es mucho menor que las clásicas cartas de los otros partidos.

La sobriedad de la carta del PP. De los principales partidos, el Partido Popular es la formación política que ha elegido la estética más sobria para llegar a sus posibles votantes. Un tradicional sobre blanco con el nuevo logo del PP y una carta muy formal encabezada con la cara de Rajoy refuerzan el lema del partido para estas elecciones: "España en serio".

La "financión" del PP en Valencia. Tampoco han faltado las erratas en esta campaña electoral de cara al 20-D. Según la carta que ha llegado a los hogares de los valencianos, Rajoy promete un nuevo sistema de "financión" autonómico, en lugar de financiación.

El extravagante y polémico sobre de Vox. Tras una consulta de la sociedad estatal de Correos, la Junta Electoral Central paralizó el pasado 9 de diciembre el reparto de la propaganda de Vox por considerar que la bandera de España impresa en sus sobres podía infringir la ley. El partido denunció ante el Supremo la prohibición y finalmente el máximo tribunal autorizó el reparto de los 900.ooo sobres cinco días antes de las elecciones. La medida, según el Supremo, fue adoptada de manera urgente, para evitar que se perjudicara la campaña electoral del partido.

En cualquier caso el Tribunal ha recordado que está prohibido el uso de siglas de partidos políticos sobre la bandera de España, pero no su utilización en cualquier acto electoral.

El humor y la protesta, también presentes. Algunos usuarios de las redes sociales han bromeado o mandado mensajes reivindicativos a los políticos usando las cartas que han llegado a sus viviendas. Los sobres de Bárcenas o el gasto que consideran prescindible en este tipo de propaganda son algunos de los mensajes que han subido a Twitter o Facebook.

El correo de hoy.... da para reflexionar.REFLEXIÓN 1: Señores del PP y PSOE, son ustedes más antiguos que la orilla...

Posted by Javier Solé on viernes, 11 de diciembre de 2015