La Generalitat Valenciana destinará 2,2 millones de euros en ayudas al alquiler de viviendas para familias en riesgo de exclusión social, mediante una línea de emergencia, que se enmarca en las medidas "de choque" que la Conselleria de Vivienda está implantando de forma coordinada con los ayuntamientos de la Comunitat para que las subvenciones "puedan llegar a los ciudadanos de forma más directa y efectiva".

La consellera de Vivienda, María José Salvador, ha anunciado la dotación este miércoles, acompañada por el presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP), Rubén Alfaro, dado el "importante papel" que desempeñan los ayuntamientos en la tramitación de las ayudas, según ha informado el Consell a través de un comunicado.

Las ayudas al alquiler se concederán a través de los ayuntamientos, mediante los Servicios Sociales de los municipios, que analizarán la situación de cada familia. En concreto, van destinadas a las unidades familiares o de convivencia que tengan unos ingresos inferiores a 11.182,71 euros (1,5 IPREM), o bien a 14.910,28 euros (2,5 IPREM) para las familias en la que alguno de sus miembros tenga reconocida alguna discapacidad.

El importe de las ayudas podrá ser de hasta 100 euros por mes, hasta un periodo máximo de un año con 1.200 euros. La Generalitat ha estimado que se podrán beneficiar de ellas entre 2.000 y 2.500 familias en la Comunitat que sufren los efectos de la crisis.

En su intervención, Salvador ha apuntado que, según los últimos datos de pobreza del Instituto Nacional de Estadística (INE) y la entidad Infored Europa, "cerca del 23 por ciento de los hogares tienen retrasos y dificultades en el pago de alquiler", mientras que "el 18 por ciento tienen proporcionalmente mayores gastos en vivienda, frente al 11 por ciento de media en España".

Por ello, ha explicado que desde el Consell se ha destinado una inversión de 2,2 millones de euros de ayudas de emergencia para el alquiler de hogares en riesgo de exclusión social, que como ha recordado, "complementan los 3,7 millones anunciados hace unas semanas para paliar la pobreza energética", lo que suma un total de 5,9 millones incluidos en los presupuestos su conselleria para 2016.

"Por primera vez, unos presupuestos de Vivienda recogen una línea para luchar contra la pobreza energética y otra de ayudas de emergencia de alquiler social", ha subrayado.

De esta forma, Salvador ha resaltado el "gran esfuerzo" realizado por el Consell, con medidas que "marcan la sensibilidad del nuevo Gobierno que trabaja por la preservación de los derechos y la dignidad de las personas", ha afirmado Salvador.

Coordinación con ayuntamientos

La consellera ha destacado además la importancia que tiene en la concesión de las ayudas la coordinación entre las distintas administraciones. En su opinión, "tenemos que ir de la mano y aunar esfuerzos porque aquí hay una nueva prioridad que ha marcado el nuevo gobierno, que es la defensa y protección de las personas".

Asimismo, ha avanzado que en los próximos días se publicarán las líneas de ayuda a la pobreza energética y la del alquiler de emergencia, cuyas solicitudes deberán presentarse en los ayuntamientos.

Por su parte, el presidente de la FVMP ha agradecido el compromiso adquirido por la conselleria y ha resaltado que "se dote a los ayuntamientos de herramientas" para gestionar las dos líneas de ayudas, en cuestiones que "afectan a muchos vecinos, y que cuando tienen problemas, acuden directamente a los consistorios".

Alfaro también ha felicitado a la consellera por la colaboración que se va a iniciar entre ambas administraciones para "conjuntamente mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos".

Consulta aquí más noticias de Valencia.