El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que el primer Consejo de Gobierno del próximo año va a aprobar el plan "más ambicioso" de promoción empresarial, al que se le dotará con 230 millones de euros para la promoción, creación y ampliación de empresas.

Así lo ha anunciado en el acto de adhesión de 49 municipios de la provincia de Albacete al programa de Asistencia, Asesoramiento e Intermediación Hipotecaria de la Junta en el que García-Page ha estado acompañado por la consejera de Fomento, Elena de la Cruz, la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, el presidente de la Diputación de Albacete, Santiago Cabañero, y el delegado de la Junta en Albacete, Pedro Antonio Ruíz Santos.

García-Page ha añadido que el presupuesto del año que viene va a contemplar el paquete de gasto social "más importante" desde que hay autonomía, y ha explicado que, en parte, es consecuencia de los pactos políticos posteriores a las pasadas elecciones autonómicas.

Ha insistido en que el presupuesto contemplará, quitando el gasto de los bancos, un 70% de gasto social y que incorporará más 500 millones de euros dedicados a la "urgencia más urgente" de la sociedad de Castilla-La Mancha en ámbitos como la vivienda, la dependencia y el empleo.

Sobre la transparencia, el máximo responsable del Gobierno regional ha asegurado que la oficina de Transparencia va a tener un incremento del 483 por ciento, lo que significa que se pasará de una oficina "testimonial" a una con una dotación importante de recursos.

El presidente regional se ha referido a la firma de las adhesiones de los municipios al programa de Intermediación Hipotecaria diciendo que significa que se garantizará que "antes de que echen a nadie de su primera vivienda", si las razones son de tipo económico, deberán intervenir.

Consulta aquí más noticias de Albacete.