El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, y otros miembros de su ejecutivo, así como altos cargos y funcionarios de la Comunidad autónoma han guardado este miércoles, 16 de diciembre, un minuto de silencio por la mujer asesinada esta madrugada en Zaragoza por su marido. La directora del Instituto Aragonés de la Mujer (IAM), Natalia Salvo, ha leído una declaración institucional en la que ha pedido a la sociedad "no ser cómplice" de la violencia machista.

El acto ha tenido lugar a las 11.30 horas, en uno de los patios interiores del Edificio Pignatelli, sede del Gobierno aragonés, bajo la pancarta 'Contra las violencias machistas'. Lambán ha expresado su repulsa por este asesinato y ha dado la palabra a la directora del IAM, tras lo que se ha guardado un minuto de silencio, que ha finalizado con un aplauso.

Junto al presidente del Ejecutivo, se han concentrado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, la de Economía, Marta Gastón, y la Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, así como el consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, y el de Hacienda, Fernando Gimeno.

La directora del IAM ha hecho un llamamiento a que cualquier persona que conozca un caso de violencia lo denuncie y ha recordado que el teléfono de atención a las víctimas es el 900 504 405, al que también remiten las llamadas del 016.

Igualmente, ha solicitado a las mujeres que están sufriendo violencia "a que se acerquen a las instituciones" porque "aquí estamos para ayudaros a salir de la lacra de la violencia" y para "garantizaros una vida digna y libre" y para eso se "dispone de instrumentos y mecanismos" que protegen a las mujeres, así como del "compromiso firme y rotundo para erradicar" este problema que "supone un atentado contra la integridad y la vida" de las afectadas.

La declaración institucional también ha reivindicado el marco legislativo estatal y autonómico para hacer frente a la violencia machista "e insistimos en la necesidad de fortalecerlo y desde las instituciones debemos seguir trabajando en la coordinación y el reforzamiento de los recursos y servicios para hacer frente a la violencia machista", ha apuntado Salvo.

Además, el Gobierno de Aragón ha expresado su "más enérgica repulsa y condena" al asesinado de esta mujer en Zaragoza, así como su solidaridad y apoyo a familia, amigos y personas de su entorno, para recalcar que la violencia machista "es una de las más degradantes violaciones de los Derechos Humanos", que "continúa perpetuándose en nuestra sociedad y es una injusticia manifiesta que impide que la sociedad avance en el camino de la igualdad y el bienestar común".

EDUCACIÓN

Salvo ha subrayado que "la educación en valores de igualdad y de no discriminación debe ser uno de los pilares fundamentales para fomentar sociedades libres de violencia machista" y también "precisamos de un mayor grado de concienciación social que ofrezca máximas garantías".

La directora del IAM ha afirmado, igualmente, que este tipo de violencia "afecta a miles de mujeres y no atiende a situaciones ajenas a nuestra sociedad y a nuestra vida cotidiana", para estimar que "tiene su origen en la desigualdad y en la discriminación", que "deben ser erradicadas de nuestra sociedad".

Según ha precisado, "todas las formas de violencia contra las mujeres tienen en común su origen en la situación estructural de desigualdad real y subordinación en que se encuentran las mujeres en la sociedad". La declaración institucional ha concluido con las consignas de "tolerancia cero al maltrato, protección y apoyo absoluto a las víctimas" y "rechazo unánime al maltratador".

Salvo ha expresado, en declaraciones a los medios de comunicación, su "máxima preocupación" porque "estamos viendo que el machismo, la violencia y los asesinatos de mujeres no solo no están remitiendo, sino que se están perpetuando en nuestra sociedad, cada vez hay más, cada ver percibimos más impunidad ante la violencia contra las mujeres y eso nos tiene en una situación de auténtica alarma".

La directora del IAM ha incidido en que "la solución pasa por una educación en valores de igualdad y de no discriminación desde las edades más tempranas, mayor grado de concienciación social" y "desde las instituciones reforzar recursos y los servicios que tenemos" para la protección y prevención.

Al respecto, ha apuntado que "ha habido recortes en los últimos años en materia de violencia que han supuesto un retroceso, eso es innegable, y lo que necesitamos es fortalecer nuestro marco legislativo, los recursos y los servicios de protección y de ayuda a las mujeres que sufren violencia".

Ha recordado, no obstante, que el IAM y el Gobierno de Aragón disponen de una red de alojamientos alternativos, de asesorías sociales, psicológicas y jurídicas, y "también trabajamos con hijos e hijas víctimas de violencia".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.