El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha apuntado este miércoles a los mecanismos de ayuda de las administraciones públicas para los proveedores de Abengoa y ha llamado a poner el "foco de atención" sobre esta problemática.

Así lo ha señalado en declaraciones a los periodistas antes de participar en la inauguración de la Escuela de Biomedicina de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) y el Instituto de Biomedicina de Sevilla (IBIS).

Arellano ha señalado que la intervención de los gobiernos, tanto central como andaluz, tiene que estar a la escala de sus competencias y responsabilidades. Además ha destacado que las entidades financieras deben "arrimar el hombro y parece que están en ese camino".

El consejero ha hecho hincapié en que para la reestructuración de Abengoa es "muy importante" tener en cuenta a los trabajadores, pero también "muy pendiente" de las necesidades de los proveedores de Abengoa. "Se ha creado un amplísimo tejido de pymes que proveen de servicios materiales y recursos", por lo que ha instado a que esta parte también sea "foco de atención".

En este punto, ha apuntado hacia los mecanismos de ayuda que la administración pública tiene para unas empresas que son "competitivas" que "podrían cambiar de clientes pero necesitarían ayuda transitoria y acompañamiento".

De esta manera, ha insistido en que las entidades financieras deben "arrimar el hombro" y en que el Gobierno de España tome conciencia de que "la dimensión del problema no es sólo económico sino que también es una empresa estratégica, internacional, con miles de empleados, basada en el conocimiento y el ámbito tecnológico".

"En este escenario tan complejo cada uno tiene un papel. Se están desarrollando acontecimientos en términos a corto plazo y hay un optimismo moderado, pero hay que estar muy pendiente de acontecimientos y seguir pidiendo a los actores máxima responsabilidad y transparencia", ha subrayado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.