El presidente de la Diputación de Segovia, Francisco Vázquez, se teme que el Ayuntamiento de Valladolid está detrás de las presiones que han llevado a la organización de la concentración motera 'Yo soy Pingüino', secuela de 'Pingüinos', a cancelar la celebración prevista en la localidad segoviana de Catalejo para los días 8, 9 y 10 de enero.

En declaraciones recogidas por Europa Press tras una rueda de prensa en el Teatro Juan Bravo, el presidente ha pedido por ello al Consistorio vallisoletano, que dirige el socialista Óscar Puente, que dé explicaciones, pues considera las supuestas presiones un "desprecio" a la provincia de Segovia.

"Ya estamos hartos de desprecios por parte de algunas instituciones", se ha quejado Vázquez, quien ha indicado que el alcalde de Cantalejo, Máximo San Macario (PSOE), no le aclaró de dónde provenían las supuestas presiones, pero ha señalado en todo caso que si estas provienen del Ayuntamiento de Valladolid es algo "intolerable".

El responsable provincial ha apuntado que las casas rurales a 30 kilómetros a la redonda de Cantalejo ya estaban al completo y que las reservas ya se han perdido, por lo que ha insistido en que alguien dé explicaciones. Además, ha subrayado que el regidor del municipio briquero se ha comportado de manera leal tanto con la organización como con la Diputación.

La Institución provincial, según ha dicho, había trasladado su apoyo institucional y total colaboración al Consistorio cantalejano para la celebración del evento y, de hecho, ya estaba preparando folletos turísticos para repartir durante la cita, preparaba dos carpas que se iban a instalar en los campos de deporte y las piscinas y había contactado con productores de la zona para promocionar los alimentos de la tierra.

Consulta aquí más noticias de Segovia.