Ecologistas en Acción de Valladolid ha mostrado su frontal rechazo a la instalación de una gasolinera en la calle Arca Real 111 de Valladolid, promovida por la empresa Diesel Services & Trucks 2012, S.L, y para ello ha presentado alegaciones este martes en las que solicita que se denieguen las licencias urbanística y ambiental para esta estación de servicio.

EA argumenta, primero, que se está tratando de implantar una estación de servicios en una parcela de suelo urbano de uso industrial, dentro de la Unidad de Actuación en Ejecución nº 245 del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Valladolid, para la que éste no prevé expresamente la implantación del uso "estación de servicio", y, segundo, que esta gasolinera no se encontraría en ninguna ronda ni travesía, por lo que se trata de un uso prohibido de acuerdo a lo previsto en los artículos 380 y 382.1.a) de la Normativa del PGOU.

El colectivo, a través de un comunicado, recuerda además que dicha parcela forma parte de un ámbito plenamente urbano de uso residencial, caracterizado por la presencia en el entorno de viviendas unifamiliares y colectivas, locales comerciales y espacios libres públicos con instalaciones deportivas al aire libre y jardines.

Peligro de explosión e incendio

En su opinión, el trasiego de combustibles de los camiones cisterna a los tanques de la gasolinera, y de éstos a los vehículos, conllevaría un riesgo significativo de explosión e incendio, y sería causa de la emisión de hidrocarburos volátiles tóxicos, entre ellos el cancerígeno benceno, en concentraciones que ponen en riesgo la salud (superiores al valor límite de benceno para la protección de la salud, 5 microgramos por metro cúbico).

Para EA estos riesgos para la seguridad y la salud pública resultan "inaceptables" en un área urbana residencial, existiendo además otra estación de servicio muy próxima en la misma calle del Arca Real, esquina con la Avenida de Madrid.

Estos riesgos—continúa EA—los reconoce, por ejemplo, la normativa urbanística de municipios como Vitoria, cuyo PGOU establece en su artículo 5.05.09 una distancia mínima de 50 metros entre surtidores y depósitos y parcelas calificadas como residencial, equipamiento o terciario. Distancia muy superior a la establecida por el Reglamento para la distribución al por menor de carburantes, aprobado por Real Decreto 1905/1995, entre 2 y 10 metros entre edificaciones y tanques de almacenamiento, según la capacidad de éstos.

Los ecologistas inciden en que, junto con las proyectadas pero finalmente no autorizadas gracias a la oposición vecinal en Parque Alameda y en Arroyo de la Encomienda, ésta es la tercera gasolinera que en los últimos tres últimos meses se pretende ubicar en emplazamientos inapropiados en la ciudad de Valladolid y su entorno.

Los proyectos presentados en dos de los casos incumplían la normativa urbanística y todos ellos generaban riesgos inasumibles por su cercanía a edificios de viviendas y otros espacios públicos. Por ello, la organización ecologista pide a las administraciones municipales una mayor atención a la normativa y más sensibilidad social en la tramitación urbanística y ambiental de este tipo de instalaciones.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.