Andrés Herzog
El candidato de UPyD para las elecciones generales, Andrés Herzog, en una entrevista para 20minutos. JORGE PARÍS

Admite que este ha sido un año complicado. Un mal resultado en las últimas elecciones municipales y autonómicas, una profunda crisis interna, un proceso de primarias... "Eso desgasta más que una campaña", reconoce Andrés Herzog, portavoz de UPyD desde que sustituyó a Rosa Díez en julio de este año tras vencer por estrecho margen a Irene Lozano. En septiembre fue elegido candidato a la presidencia del Gobierno.

¿Cómo se encuentra a estas alturas de la campaña? ¿Se siente ninguneado?
Estoy con mucha ilusión y con mucha energía de seguir recuperando terreno, que es lo que estamos haciendo en las últimas semanas, y luchando para salir del apagón informativo que estamos sufriendo en muchos medios. En las encuestas ni preguntan por nosotros. Seguiremos defendiendo el pluralismo político, que es en definitiva el derecho que tienen los ciudadanos, más que los partidos, a escuchar todas las propuestas y elegir con libertad y con conociemiento. Eso es lo que determina la calidad de la democracia y eso en España se está vulnerando de forma sistemática. Hemos presentado una veintena de reclamaciones a la Junta Electoral, pero desgraciadamente no está amparando nuestros derechos, y es consecuencia del principal problema de España, que es la politización de las instituciones. La Junta Electoral es un órgano cuyos miembros están nombrados por el PP y por el PSOE. Igual que las justicia, que los organismos supervisores, que la CNMV, el Banco de España, las cajas de ahorro, las televisiones autonómicas… este es el problema de fondo de España.

Nosotros llevamos a los corruptos a los tribunales, mientras que Ciudadanos les da los gobiernos ¿Qué espera de estas elecciones?
Espero que se siga escuchando la voz de UPyD en el Congreso de los Diputados con el mayor número de diputados posible, porque es una voz imprescindible, que habla con claridad, que defiende de verdad la igualdad de los españoles, el interés general de España por encima de intereses particulares y regionales. Es el único partido que aboga sin ambigüedades por acabar con los privilegios territoriales, con los derechos históricos, con el concierto económico de País Vasco y Navarra, con los privilegios políticos como aforamientos e indultos… y por supuesto, que aboga por la igualdad en el acceso a los servicios públicos. Defendemos la recuperación de competencias clave para el Estado como Sanidad, Educación y Justicia, para que tengamos un únco sistema sanitario y educativo, y no 17.

Dígame la medida más urgente y las tres principales de su programa
Lo urgente en este momento es el paro y el desempleo. Frente a eso nosotros defendemos una prestación universal de 100 euros por cada hijo a cargo. Esa medida trata de atajar el problema de la pobreza infantil y también el de la baja natalidad, que pone en cuestión la sostenibilidad de las pensiones. En cuanto a las otras tres, la primera se enmarca dentro de la reforma de la constitución, y sería blindar la igualdad de los españoles para que tengan acceso a los servicios públicos en condiciones de igualdad, independientemente del territorio en el que vivan. La segunda, luchar contra el despilfarro suprimiendo diputaciones provinciales y fusionando ayuntamientos y entes superfluos, para dedicar ese dinero a lo que importa que es el empleo. Y, en tercer lugar, abordar la necesidad de despolitizar la Justicia, de sacar a los partidos políticos de ámbitos en los que nunca debieron estar. Es la única manera de que funcionen las instituciones.

Alguno diría que son medidas muy similares a las que propone Ciudadanos. ¿Qué les diferencia?
Para empezar, los hechos. Nosotros defendemos combatir la pobreza con un plan de choque contra la pobreza infantil y ellos defienden un complemento salarial que parte de la idea de que el que no trabaja es porque no quiere. Ese es el sustrato de fondo de su reforma. Nos diferencia su concepción del concepto de la violencia de género y otras muchas cosas. Es un partido tremendamente liberal cuyo programa lo ha hecho una persona que viene del Ibex-35 (Luis Garicano), exconsejero de Liberbank. Entiendo la confusión hace unos meses, con el origen común de lucha contra el nacionalismo, pero no ahora. Nosotros cuando decimos que hay que acabar con la corrupción, llevamos a los corruptos a los tribunales, mientras que ellos les dan los gobiernos, al PSOE de los eres en Andalucía y al PP en el resto de España. Somos un partido que después de ocho años no tiene corruptos y somos coherentes, defendemos las mismas ideas siempre y en todos los sitios. Ciudadanos dice hoy una cosa y mañana dice la contraria. Estamos en las antípodas a nada que analices las ideas de verdad, la coherencia, las propuestas. UPyD es un partido progresista y Ciudadanos es la nueva derecha. A estas alturas ya nadie se engaña.

Defendemos una prestación universal de 100 euros por cada hijo a cargo Antes de dedicarse a la política trabajó 10 años en el prestigioso bufete Garrigues. ¿Baraja volver a la abogacía si no consiguen representación parlamentaria?
No barajo esa hipótesis, así que seguiré trabajando por las ideas en las que creo, que son las de UPyD. Yo debo mucho a mi carrera profesional, pero mientras UPyD siga siendo necesario, yo seguiré defendiendo sus ideas, que son más necesarias que nunca en el panorama político actual. Nos quieren dar el cambiazo y sustituir el bipartidismo por el bispartidismo. Ante ese panorama, un partido honesto de gente honesta, de gente valiente sin patrocinadores, es más imprescindible casi ahora que cuando nació hace ocho años. Nosotros hemos trabajado desde dentro de las instituciones y desde fuera. En ocasiones hemos hecho más oposición desde fuera que la que hacían partidos que tenían representación. Eso depende del trabajo, de la libertad que tengas para defender tus ideas, de la coherencia, de los principios, y todo eso lo tiene UpyD.

Ustedes impulsaron varios procesos judiciales contra la corrupción y el fraude en España. como el caso Bankia. ¿Seguirán por ese camino?
Eso depende del apoyo de la gente. Hemos gastado el dinero en perseguir a los corruptos, en lugar de en hacer marketing o propaganda, que es lo que lo han gastado el resto de partidos, entre ellos los emergentes. Pero hay que decirle a la gente que el que podamos seguir haciéndolo depende de ellos.

¿No le veremos en ningún caso pasarse a Ciudadanos, como otros de sus compañeros de partido?
Yo me creo las ideas y los principios de la regeneración, y a mí nunca me verán ni practicando el transfuguismo ni fomentarlo, como ha hecho el PSOE y Ciudadanos. Yo soy de UPyD y aquí seguiré.

A mí nunca me verán ni practicando el transfuguismo ni fomentarlo ¿Cómo vivió la desbandada entre las filas de su partido?
Hay personas que en momentos difíciles, entre las ideas, los principios y los sillones, optaron por los sillones. A mí lo que me preocupa es la gente que se queda en UpyD, que sigue trabajando, que es la cantera de este partido, que tiene gente extraordinaria.

¿Por qué cree que UpyD ha perdido terreno frente a los emergentes?
Son muchos factores. En parte tiene que ver con que estos partidos se hayan dedicado a hacer intensas campañas de marketing y publicidad en vez de trabajar, y nosotros hemos trabajado mucho. El que trabaja mucho obviamente se equivoca, porque es inveitable, pero más allá de esto hay que ver lo que hemos hecho bien también, como llevar los corruptos a los tribunales y pisar muchos callos. Actualemente hemos conseguido imputar en la Audiencia Nacional a más de 150 personas, y muchos no solo son consejeros de Bakia, sino de las principales empresas del Ibex, y esto no te lo perdonan. Hay una deliberada intención de que nuestras ideas no se escuchen porque son peligrosas para el régimen que tenemos en España.

¿Qué cree que pasará el 20-D?
Temo que acaben primando los intereses partidistas por encima de los intereses generales. Temo que se haga política pensando ya en las siguientes elecciones, porque al final la ley electoral, si no se reforma, nos aboca a un nuevo bipartidismo, es cuestión de aritmética. Me preocupa mucho que los emergentes aspiren al recambio del bipartidismo viejo, sustituir en las instituciones el bipartidismo viejo por el nuevo. Eso puede causar una enorme desilusión a los españoles.

Si llegado el caso la investidura dependiera de su voto, ¿a quién apoyaría y a quién no en ningún caso?
Lo que no vamos a hacer nunca es ni negociar ni decidir nuestra política de apoyos en función de las caras, sino en función de las ideas y de las políticas que se vayan a llevar a cabo. Desde luego seremos tremendamente exigentes. Exigiríamos cambios radicales en España, que es todo lo contrario a lo que ha hecho Ciudadanos dando gobiernos a los corruptos de PP y PSOE. Exigiremos una regeneración real, y no solo cosmética.

¿Cuáles serían sus líneas rojas?
Solo tenemos una, y son los herederos de ETA. Con esa gente no tenemos nada de lo que hablar, básicamente porque siguen sin condenar la violencia terrorista y siguen rindiendo homenajes a los asesinos en los pueblos donde gobiernan.

Me preocupa mucho que los emergentes aspiren al recambio del bipartidismo viejo ¿Sigue defendiendo la ilegalización de partidos como Bildu y Amaiur?
Si, yo no he visto ninguna reflexión interna en esos partidos, sigo sin escuchar ningún tipo de condena.

Y en cuanto a Cataluña, ¿es partidario de aplicar el artículo 155 de la Constitución si la cosa se complica?
Sí. Cataluña es ahora mismo un volcán dormido, pero que volverá a desafiar a la democracia. Creo que hay que aplicar el 155 no ya para lo futuro que puedan hacer, sino para desmontar lo que ya han hecho, todas las estructuras de Estado que ya se han creado, los cientos de millones de euros que se han dedicado a ello, como el Consejo Asesor para la Transición Nacional, embajadas en el extranjero… Que el dinero que se da a Cataluña desde el Estado a través del Fondo de Liquidez Autonómica no sea para financiar la independencia. Que sea finalista para garantizar los servicios públicos. En Cataluña resulta que se gasta todo este dinero en la política identitaria y no tienen para pagar las farmacias.

En España tenemos un sistema parlamentario, representativo, no presidencialista. Sin embargo, el PP defiende que debe gobernar la lista más votada. ¿Comparte ese criterio?
Eso lo dicen los que piensan que van a ser la lista más votada, si no dirían lo contrario. Lo que hay que intentar es que gobiernen las mayorías, y que el voto de la gente se utilice para cumplir las promesas de los programas electorales. Otra cosa son las elecciones municipales, en las que nosotros sí hemos defendido un sistema de doble vuelta. Pero en las generales, tendrá que gobernar el partido que encuentre más apoyos y que responda a la mayoría social.

A los que rompen la ley hay que hacérsela respetar Fue subcampeón de España de judo y preolímpico de los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996. ¿A qué político español le haría una  buena llave?
Probablemente a Artur Mas, porque creo que los que rompen la ley hay que hacérsela respetar. Pero vamos, que soy muy pacífico.

Personalmente, ¿prefiere un presidente del bipartidismo tradicional o de la que se ha venido a llamar nueva política?
Para mí lo importante es lo que vayan a hacer, me da igual de donde venga. Me da igual que sean viejos o jóvenes. Prefiero un presidente condicionado por UpyD, para obligarlos a hacer las reformas que hay que hacer.

¿Algo de autocrítica?
Bueno, es obvio que nos equivocamos al confiar en gente en quien no se podía confiar. En ese sentido, hemos sido un partido un poco ingenuo, y eso nos ha pasado factura, pero de todo se aprende. Y de esta crisis surgida este año, que sinceramente creo que la hemos dejado atrás, salimos más reforzados, más curtidos y con experiencia acumulada.