Los intérpretes de lengua de signos de Canal Sur han hecho un llamamiento a la Administración andaluza, la RTVA y la empresa para negociar una solución "democrática y dialogada" al conflicto por el que los trabajadores llevan el huelga general desde el pasado 30 de octubre.

Así lo ha indicado Joaquín Távora, del sector de medios de comunicación de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO-Andalucía, quien en declaraciones a Europa Press ha afirmado que "no se puede imponer que los trabajadores vuelvan a trabajar en unas condiciones de semiesclavitud", por lo que insisten en buscar una solución que "satisfaga a todas las partes". "Nosotros siempre nos hemos mostrado dispuestos a negociar y no hemos tenido la posibilidad de sentarnos en una mesa para buscar diferentes alternativas", añade.

Távora también ha explicado que durante estos 46 días han mantenido reuniones con todos los grupos políticos, personal del Gobierno andaluz y están abordando a todos los políticos que se acercan hasta la sede de la cadena pública para ser entrevistados o participar en algún debate con motivo de las elecciones del 20 de diciembre.

"Les pedimos que intercedan en una solución y se solidaricen con los trabajadores para que el conflicto se visualice socialmente, tanto la situación de los trabajadores como de la comunidad sorda", que "no está accediendo en esta campaña electoral a los contenidos de la televisión pública porque no hay servicio de interpretación", manifiesta.

Asimismo, apunta que este mismo lunes se han encerrado en el despacho del subdirector general de la RTVA, Joaquín Durán, para solicitarle una reunión y que "intente poner de su parte para solucionar esto", pero "no nos ha querido recibir".

"No comprendemos la insensatez de la RTVA porque al menos la empresa —Seprotec— ha intentado en algún momento buscar un solución, aunque estuviera muy lejos de las aspiraciones de los trabajadores", asegura Távora. Por tanto, aboga por un replanteamiento y soluciones que pasen "por sacar otra vez a concurso el servicio y reconocer los derechos que tienen consolidados los trabajadores de interpretación de lengua de signos".

En este sentido, Távora asegura que los trabajadores "tienen claro que por esas condiciones no van a trabajar", porque "estamos hablando de 500 euros brutos, cuando se trata de un trabajo especializado en directo, con un gran estrés", un trabajo "muy particular y en esas condiciones no van a volver al trabajo hasta no encontrar una solución", insiste.

Por último, el representante sindical señala que la comunidad sorda está respondiendo, y se han presentado "muchas quejas" al Defensor del espectador y al Consejo Audiovisual de Andalucía por parte de particulares y de la Federación de sordos. Además, destaca que la plantilla de Canal Sur "se está volcando mucho" con los trabajadores afectados.

Cabe recodar que el paro se convocó, según CCOO, por la resolución de la modificación sustancial de condiciones de trabajo realizada por la empresa, consistente en el cambio de horarios, modalidad de turnos y reducción de las horas contratadas. Los salarios que antes oscilaban entre 1.200 y 900 euros brutos mensuales han pasado a ser de 730 a 548 euros. El turno, que siempre se hacía por tres personas a la hora, ahora se realizaba por dos, por lo que el tiempo de descanso y preparación desaparecía, aumentando en un 33 por ciento el tiempo de trabajo en directo.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.