El proyecto va destinado a aquellos pasajeros con un alto poder adquisitivo y que buscan puertos pequeños y singulares alrededor del Mediterráneo y, además de los españoles, también hay puertos de Francia e Italia que participan en esta iniciativa.

Este año, los puertos de Palamós, Roses y Sant Carles de la Ràpita batieron récord en tráfico de pasajeros, con más de 42.000 cruceristas, destacando el puerto de Palamós, que superó los 40.000 visitantes.

Consulta aquí más noticias de Girona.