Abanca ha comprado el edificio situado en el madrileño Paseo de Recoletos número 4 con el objetivo de aglutinar sus actividades de servicios centrales y empleados en Madrid, al margen de las oficinas y otras dependencias comerciales, informaron a Europa Press fuentes cercanas a la operación.

El edificio, de carácter singular y ubicado cerca de la Casa de América, fue construido a principios del siglo XX y se encuentra íntegramente reformado desde este mismo año.

El inmueble dispone de 3.700 metros cuadrados y cuenta con diez plantas, incluidas las bajo rasante. La compra se inscribe en la estrategia de crecimiento y desarrollo de Abanca ya comunicada en los últimos meses.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.