Patio de colegio
Menores en el patio de un colegio, en una imagen de archivo. ARCHIVO

Las actuaciones vinculadas con la asistencia a los menores tutelados por la Comunidad de Madrid sufrieron un importante crecimiento el año pasado debido a un aumento de la conflictividad familiar. Los datos de la última Memoria del Instituto Madrileño de la Familia y el Menor señalan un destacado incremento del 31% en las intervenciones relacionadas con menores protegidos por parte del Equipo de Notificaciones, Citaciones y Traslados de Menores (ENCIT). En concreto, en 2014 este grupo especializado en mediación social realizó un total de 1.949 intervenciones frente a las 1.492 del ejercicio anterior.

El mayor número de intervenciones estuvieron relacionadas con las notificaciones (45,5%), que debido a su importancia necesitan entregarse de forma presencial de manera que la personas afectada conozca la medida adoptada por la Comunidad, como puede ser la suspensión de visitas de los progenitores, de forma inmediata. En menor medida, los equipos de mediciación realizaron intervenciones de recogida de menores (15,5%), traslados (11%), informes sociales (7,49%), inscripciones de nacimientos (2,67%), adopciones (1,28%), prisiones (1,23%) y actos judiciales (0,5%), entre otros.

Se ha podido constatar un incremento en los últimos años de los casos de violencia ascendente en el entorno familiar La razón fundamental de la subida en las intervenciones es el repunte que han experimentado los conflictos familiares en los últimos tiempos. "Se ha podido constatar un incremento en los últimos años de los casos de violencia ascendente en el entorno familiar, que no tienen su origen en causas económicas sino en una creciente disfuncionalidad en las relaciones paterno-filiales, fruto de la complejidad de nuestra sociedad actual y que ha supuesto un reto para los servicios sociales y demás instancias intervinientes en el ámbito de la protección del menor", señalan desde la Consejería de Asuntos Sociales. 

Esta tendencia al alza en las intervenciones provocada por el aumento de los conflictos familiares tiene también su reflejo en el número de nuevos menores tutelados por el Gobierno regional el año pasado, que ha crecido un 17% al pasar de 397 en 2013 a los 465 de 2014. Se trata del mayor repunte experimentado desde el año 2007. Desde entonces, sin embargo, el porcentaje de menores tutuledos cada año ha disminuido un 49% (de 915 a 465). "Este descenso se debe, por un lado, al esfuerzo realizado en materia de prevención del desamparo por parte de los Servicios Sociales municipales y por otro, al aumento de las medidas de guarda asumidas por la administración a solicitud de los padres, lo cual ha permitido proteger a los menores dentro de un marco de colaboración con los progenitores", afirman desde el Ejecutivo regional. El motivo fundamental de la tutela en 2014 ha sido la negligencia de los progenitores (73,20%), seguid0 por el maltrato emocional (12,8%), el físico (11,20%) y el abuso sexual (2,8%). 

4.077 menores protegidos

A través del Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, el Gobierno regional mantiene protegidos a 4.077 menores, de los que 2.700 están tutelados, 644 se encuentran bajo una medida de guarda y 733 en promoción del acogimiento familiar. La mayoría (60%) conviven con familias madrileñas de acogida o están acogidos por familia extensa (abuelos, tíos, primos...). El resto (40%) se encuentra en régimen de acogimiento residencial. La Comunidad de Madrid cuenta con 1.479 plazas en 86 residencias infantiles y centros para niños y jóvenes que están por diversas circunstancias bajo su tutela.

259 casos pendientes

El Instituto de la Familia y el Menor tramitó en 2014 un total de 2.241 expedientes relacionados con menores, de los cuales logró cerrar 1.982, según la memoria del organismo regional. Esto significa que el Gobierno regional cerró el ejercicio con 259 expedientes pendientes de resolver. "Las causas principales de archivo o cierre de expedientes son la no apreciación o no confirmación de la situación inicial de riesgo o desamparo observada, el cambio (por mejoría) de las circunstancias familiares, la adopción plena del menor o el cumplimiento de la mayoría de edad del menor protegido", señala el documento.

Consulta aquí más noticias de Madrid.