Jorge Fernández Díaz
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, en una imagen de archivo. EFE

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, es conocido, entre otras cosas, por su intenso fervor religioso y por entregar medallas a vírgenes. El devoto ministro llega incluso a decir que tiene un ángel de la guarda, al que ha bautizado como Marcelo, que le ayuda en pequeñas cosas "como aparcar".

Así lo ha contado en una entrevista concedida al diario La Vanguardia. En ella, el ministro afirma ser de misa diaria y explica que, aunque "Dios nos ha hecho libres para que actuemos", el todopoderoso "tiene un plan B".

Por eso, prosigue, lo que la gente suele llamar "casualidad" es sólo "un pseudónimo de Dios" porque "nada es mera coincidencia" y "todo responde a su plan".

Jorge Fernández Díaz dice que se llevaría un disgusto si tuviese un hijo homosexual que decidiese casarseAnte la hipótesis de que uno de sus hijos fuese homosexual y decidiese casarse, Fernández Díaz dice que se "llevaría un disgusto" aunque añade que intentaría estar a su lado para "ayudarle".

El ministro se esfuerza también en explicar que ser católico y evolucionista no tiene por qué ser contradictorio ya que, creer en Dios, "pese al misterio, no contradice la razón".

Fernández Díaz tambien se pronuncia sobre la posibilidad de la existencia de los alienígenas. Díaz niega que puedan existir alienígenas o seres humanos en otros planetas.

Sin embargo, cree en la existencia de "alguna forma de vida" fuera del planeta Tierra, aunque no concreta como sería ésta una vez descartadas las dos opciones anteriores. "Yo creo en Dios, en la Providencia y en la vida eterna", sentencia el ministro para zanjar el tema.