Assemble
El colectivo Assemble, ganador del Premio Turner ASSEMBLE

El prestigioso premio Turner de arte contemporáneo ha sido para el colectivo de jóvenes arquitectos y diseñadores londinenses Assemble, que ha rehabilitado con materiales reciclados diversas viviendas en Liverpool (Inglaterra) que iban a ser derruidas.

Los dieciséis miembros del grupo, todos ellos menores de 30 años, recogieron en una ceremonia en Glasgow el galardón, dotado con 25.000 libras (34.700 euros), por Granby Four Streets, un proyecto en el que colaboraron con residentes locales para regenerar el interior de diez casas en estado de ruina.

Un portavoz de Assemble calificó de "sorprendente" el reconocimiento, el más prestigioso del arte contemporáneopartir de materiales que podían encontrarse en la zona y aplicando una filosofía de "hágalo usted mismo", el grupo de arquitectos, constituido en 2010, trabajó junto con decenas de vecinos para echar atrás los planes de demolición que había puesto sobre la mesa el ayuntamiento de la ciudad inglesa.

Un portavoz de Assemble calificó de "sorprendente" el reconocimiento, el más prestigioso del arte contemporáneo en el Reino Unido y rodeado habitualmente de controversias, y aseguró que la experiencia de estar nominados ha sido hasta ahora "surrealista".

La posibilidad de que los ganadores del Turner fueran profesionales del diseño y la arquitectura que nunca han reivindicado que su trabajo entre en el mercado del arte ha levantado suspicacias entre los críticos desde que fueron hechos públicos los nominados de este año.

El colectivo Assemble competía por el galardón con tres mujeres, entre ellas Nicole Wermers, cuya instalación "Infrastruktur" consiste en diez sillas con abrigos de piel sobre sus respaldos, con las que aspira a lanzar un mensaje feminista sobre la preeminencia de los diseños creados por hombres.

Bonnie Camplin, otra de las artistas seleccionadas, explora con Military Industrial Complex el "consenso sobre la realidad" a través de una exhibición en la que una serie de monitores de televisión muestran entrevistas con defensores de diversas teorías de la conspiración. Camplin ha reunido testimonios de personas que aseguran haber sido abducidas por extraterrestres, haber viajado a Marte y conocer al verdadero culpable de la muerte de John Fitzgerald Kennedy, así como decenas de libros sobre curaciones mágicas e interpretaciones alternativas de la física cuántica.

Por último, la canadiense Janice Kerbel presentaba la performance Doug, en la que seis cantantes de ópera interpretan nueve temas basados en otras tantas catástrofes, tratando de convertir los accidentes en formas musicales.