El candidato de Podemos a la Presidencia del Gobierno, Pablo Iglesias, se despidió este lunes del debate televisivo a cuatro con un recordatorio de los escándalos de corrupción y un guiño a los votantes. Este alegato final parece que le ha otorgado la victoria frente a los candidatos de PP, PSOE y Ciudadanos, según los resultados de las encuestas de varios diarios digitales como 20minutos, El Mundo, ABC o La Vanguardia.

En su minuto de oro, Iglesias lanzó un llamamiento a los españoles, a quienes les pidió dos cosas: que no olviden "las tarjetas black" ni los deshaucios y casos como la Púnica o Gürtel y que "sonrían, que sí se puede".

Este fue el discurso final de Pablo Iglesias:

"Solo quiero pedirles dos cosas: la primera que no olviden, no olviden tarjetas black, no olviden los desahucios, no olviden Púnica, no olviden 'Luis sé fuerte', no olviden los EREs de Andalucía, no olviden la estafa de las preferentes, no olviden las colas en la sanidad, no olviden los recortes en educación, no olviden el 135, no olviden la reforma laboral".

"La segunda cosa que les voy a pedir es que sonrían, que sonrían al 15M, que sonrían a las plazas, que sonrían a los vecinos que paraban desahucios, que sonrían a Ada Colau, que sonrían a los autónomos y a los pequeños empresarios, que sonrían a los que se levantan a las seis de la mañana para trabajar y a los que se levantan a la seis de la mañana y no tienen donde ir a trabajar, que sonrían a los m adres con jornadas de 15 horas, que sonrían a los abuelos que se parten la espalda para estirar su pensión. Sonrían, sonrían que sí se puede".