El zoo Toledo en Ohio, Estados Unidos, fue el lugar en el que un simpático orangután protagonizó unas imágenes que dejaron muy sorprendidos a los visitantes. Un joven se acercó a la zona en donde se encontraban estos primates y le mostró a uno un vídeo de Youtube a través del cristal.

El documento era un video de orangutanes que el animal —de la misma raza— observó atentamente ante las risas y la sorpresa de los que presenciaron este curioso episodio. Fue tanto el interés que puso el mono en las imágenes que incluso acercó una manta que había dentro de su recinto para sentarse y disfrutar del momento más cómodo. Un compañero del chico que le mostraba el vídeo al orangután grabó el momento y ya es un fenómeno viral en la red.