MADRID, 5 Reuters/EP

La tienda de ropa de niños M&H, de carácter familiar y que abrió su primer establecimiento en Valladolid en 2009, se ha visto sobrepasada por pedidos de todo el mundo para comprar el mismo vestido que lució la princesa Carlota de Inglaterra en fotografías oficiales, ya que sólo tiene tela para hacer 20 piezas.

Carlota, de seis meses de edad y la última nieta de la Reina Isabel, fue fotografiada con un vestido de color rosa ahumado con cuello de volantes en unas instantáneas tomadas por su madre Catalina de Cambridge, y que fueron publicadas esta semana.

"Ni a la agencia de publicidad mas importante del mundo le pasa esto. Es increíble", ha asegurado Margarita Pato, de 62 años, quien se dio cuenta de que la princesa llevaba uno de sus diseños en una foto de la revista Hola en su edición española.

"En España el interés ha estado a tope pero en Inglaterra es una revolución", añadió la fundadora y diseñadora en la tienda de M&H situada en el centro comercial Las Francesas, en la calle Santiago de Valladolid.

Sin embargo, la tienda no va a aumentar la producción porque sólo le quedan diez metros de la tela floral rosado utilizada en el traje de la princesa, lo que dará sólo para 20 prendas más.

"Tengo un problema grandísimo, tengo una lista de espera enorme pero solo diez metros de esa tela", dijo Pato entre risas en una entrevista telefónica con Reuters, recogida por Europa Press. "Lo tenemos en otras telas pero en esa tela no tenemos", ha precisado.

Revistas de famosos han especulado con la posibilidad de que la niñera española podría haber comprado el vestido para Carlota, hija del príncipe Guillermo de Gales y Catalina de Cambridge, que ocupa la cuarta plaza en la línea del trono británico.

M&H, siglas de madres e hijos, abrió su primer establecimiento en Valladolid en 2009. Después Pato abriría tiendas en Madrid, Sevilla y Valencia. La tienda solo hace dos modelos en cada talla.

El vestido, un diseño típico de la tienda, está hecho en España con telas españolas, cuesta 29,90 euros y su diseñadora dice que no va a incrementar el precio pese a la avalancha de pedidos.

"Yo no quiero que me aporte dinero a mi, ya con lo que me ha aportado es suficiente", asegura la vallisoletana.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.